La coproducción española-estadounidense-nicaragüense incluirá actores de esas nacionalidades y tendrá una veta de ciencia ficción al incursionar en supuestos misterios relacionados con avistamientos de objetos voladores no identificados.

La historia se basa en hechos presuntamente ocurridos en los albores del siglo XVI con la llegada de los colonizadores españoles a la región y la existencia de una civilización ancestral vinculada a los mayas.

Traída a la actualidad, la narración audiovisual muestra lo acontecido cuando biólogos que realizan investigaciones marinas en el lugar descubren indicios de esa cultura en pleno 2012, según El Nuevo Diario.

Los diálogos que sostendrán los científicos con los aborígenes serán en náhuatl y para ello el Instituto Nicaragüense de Cultura facilitará la preparación de los actores en esa lengua nativa.

Con vistas a puntualizar detalles de las grabaciones, Rispa firmará en octubre venidero un acuerdo con el presidente del Instituto de Turismo, Mario Salinas.