El grupúsculo de políticos que usurpaban el PLI se quedó sin argumentos. Este lunes 11 de julio Indalecio Rodríguez ex-representante del Partido Liberal Independiente interpuso el recurso de nulidad absoluta, un recurso que no existe en materia amparo.

Por tal motivo la Corte Suprema de Justicia declaró improcedente la aberración jurídica planteada por la facción a la que pertenece también Eduardo Montealegre y reiteró que ha quedado firme la sentencia 299 que declara al político y periodista Pedro Reyes como legítimo representante legal del partido en cuestión.

El Presidente de la Sala Constitucional, Magistrado Francisco Rosales, recordó que en materia de amparo, el único recurso que puede ser admitido es el de aclaración, mismo que ya fue invocado y al que ya se había dado respuesta negativa.

La fundamentación de la sala recuerda que es el artículo 45 de la Ley Amparo vigente señala al Código Procedimiento, cuerpo normativo que aclara esta situación dejando como única alternativa el recurso citado de aclaración.

“Las nulidades no caben en materia de amparo por el bien jurídico que se tutela que son los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política”, afirma la sentencia dada a conocer este miércoles.

A la vez, explica que en base a la jurisprudencia, las nulidades que afectan un proceso deben ser alegadas en el momento procesal en el que se cometieron. De no ser así quedan ratificadas y no pueden ser recurridas.

Uno de los argumentos en los que se basa es el recogido en boletín judicial 1925, página 5271, considerando 1, boletín judicial 1933, página 8213, considerando tres, que cita:

“Deben alegarse en la instancia en la que se cometieron y a su debido tiempo, pues no puede permitirse que el litigante que advierte un defecto muchas veces consentido, espere el fallo final del negocio para, si le es contrario, reclamar por el defecto consentido o confarse con él si es favorable”.