Consciente de que bajar la guardia significaría darle paso a las enfermedades, el Ministerio de Salud (MINSA) continúa realizando jornadas de fumigación en distintos barrios de Managua.

Este miércoles brigadistas del MINSA se desplazaron por el barrio Martha Quezada, del Distrito II, donde fumigaron un total de 800 viviendas. Esta labor es vital para matar el zancudo adulto.

De acuerdo a la directora del Centro de Salud Sócrates Flores, doctora Guillermina Kuan, gracias a jornadas como éstas es que se ha logrado bajar la incidencia de enfermedades como el zika, el dengue y el chikungunya.

La doctora Kuan reiteró el llamado a la población a mantener la higiene y sus hogares libres de potenciales criaderos de zancudos.

Esta recomendación es muy importante pues durante el período de invierno es cuando más se corre peligro de un brote, debido al agua estancada.

“Ahorita tenemos una cantidad baja de febriles, sin embargo, eso no significa que bajemos nuestra guardia”, apuntó la doctora.

En el barrio Martha Quezada los pobladores saludaron la labor del gobierno contra las enfermedades, a la vez que se mostraron claros que esta es una responsabilidad compartida, donde en ellos recae el principal trabajo.

“Estamos tratando de que se mantenga todo limpio para evitar el zancudo”, dijo José Antonio Reyes.

“Estamos tratando de evitar las charcas, sacar los utensilios que están demás”, señaló por su parte José Cuadra, otro de los pobladores.

De manera complementaria los brigadistas del Minsa distribuyen regularmente el abate en cada uno de los hogares. Este abate se deposita en los recipientes de agua e inhibe la proliferación de los mosquitos durante dos meses.