Este martes por la mañana fue inaugurada una clínica de medicina natural y terapias complementarias en el Distrito VII de Managua, la cual viene a representar una opción para todas aquellas personas que padecen enfermedades como hipertensión, estrés, trastornos digestivos y otras enfermedades crónicas no terminales.

La clínica está ubicada en el Policlínico Iraní y prestará servicios de salud a las familias de los barrios aledaños.

Estos servicios son complementarios a los que brinda este centro médico.

La atención es completamente gratuita y representa una alternativa más del modelo de salud familiar y comunitaria que desarrolla el Gobierno Sandinista.

Leyla Picado, responsable de la clínica, explicó que una vez llega el paciente al Policlínico Iraní, un médico general lo evalúa, y es él quien lo remite a la clínica de medicina natural.

La población que llega al centro saludó la inauguración de este nuevo espacio y dijo que no hay que tenerle desconfianza a alternativas como ésta, ya que hasta algunas décadas atrás los nicaragüenses no usaban tanto la medicina química sino que optaban más por los cocimientos y masajes que se fueron heredando de generación en generación.

“Nuestro Gobierno se está preocupando por la salud de nosotros. Esto sirve. Ya no nos vamos a tomar más fármacos que son los que nos están dañando  la salud”, aseguró María López

“Vemos que el Ministerio de Salud está optando por lo que era costumbre antes. Nuestros antepasados se curaban así, con tecitos, con masajes, con baños de hierbas”, subrayó López.

Uno de los puntos a favor de la medicina natural es que es menos invasiva y con menos efectos secundarios que la medicina química.