La compañera Virginia Tenorio, Directora de la Red de Vigilancia Sísmica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) señaló esta mañana que se registraron una serie de eventos sísmicos en el occidente del país, réplicas del terremoto ocurrido a inicios del mes de junio en el sector de Puerto Morazán, en el departamento de Chinandega.

“Se nos reporta un incremento en la actividad sísmica en la región de occidente, específicamente en Puerto Morazán. La mayoría de los sismos fueron superiores a los 3.0 grados de magnitud mismos que fueron sentidos por los habitantes del sitio. Desde las dos de la mañana de este lunes hasta las nueve se contabilizaban más de 30 movimientos” refirió.

“El enjambre que se está presentando en Puerto Morazán es producto del movimiento fuerte de hace más de un mes en esa zona, las réplicas podrían ser más fuertes y presentarse hasta por meses debido a que no se ha estabilizado la actividad del movimiento de las fallas” dijo.

Durante el fin de semana también se registró una serie de sismos en diferentes partes del país, alcanzando un total de 53 en total, de los cuales 14 fue posible localizar, siendo el de menos magnitud de 1.5 grados y el más fuerte de 3.8 localizado a 16 kilómetros del volcán San Cristóbal, cerca de Puerto Morazán.

“Tenemos sismos localizados en la zona del pacífico frente a Corinto con una magnitud de 4.5, el cual no fue percibido dado que la profundidad fue alta, a 49.9 kilómetros, el otro sismo registrado en el pacífico fue en las costas de Puerto Sandino con magnitud de 3.2 y la profundidad de 38 kilómetros y uno más frente a Poneloya con magnitud de 2.7 con profundidad de 15.5 kilómetros” finalizó.