La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, destacó el trabajo coordinado entre la Policía Nacional y las autoridades del Ministerio de Salud, que conllevó a dar con el paradero del bebé Betzael Orozco Flores, que fue sustraído del Hospital Alemán un día después de nacido, y entregarlo a sus padres este fin de semana.

"Nosotros estamos muy contentos porque nuestra Policía Nacional con todo el apoyo y la cooperación de las autoridades del Ministerio de Salud y el Hospital Alemán lograron devolver al niñito Azael Orozco Flores a sus papas Azael Orozco y Marianela Flores. De verdad que toda esta semana nos preocupamos mucho y estuvimos, con instrucciones de nuestro Presidente, dándole seguimiento cercano, cercanísimo, a todo el trabajo que hacía nuestra Policía Nacional en coordinación y con el apoyo de las autoridades del Ministerio de Salud para encontrar al niñito", expresó la Compañera.

Rosario agradeció a Dios por haber hecho el milagro de encontrar al bebé y señaló que "se mostró una vez más la eficacia de nuestra Policía y de nuestras autoridades de salud que pudieron dar las pistas necesarias para encontrar al muchachito".

"Lo vimos gracias a Dios contento, lo vimos bonito, riéndose, aunque dicen que está un poco delicadito de salud, el doctor Saavedra, director del Hospital, nos explicaba que gracias a Dios no corre ningún peligro, se está recuperando, lo encontraron desnutrido, anémico y con un poco de afectación pulmonar, pero va recuperándose... y bueno qué felicidad la que sentimos todos cuando vimos la sonrisa del papá, de la mamá, de la abuelita, cómo dimos gracias a Dios por este otro milagro", añadió.

"Así es que nos felicitamos todos de que este caso haya concluido para los papás, para el niño y para todos nosotros que estábamos pendientes. Ahora el Ministerio Público tendrá que hacer su trabajo en relación a las personas implicadas", concluyó la compañera.