Dos fuertes sismos que dejaron un herido y daños menores en viviendas sacudieron la noche del domingo la costa de Ecuador, que fue arrasada en abril por un terremoto en el que murieron más de 600 personas.

Los sismos de 6,3 y 5,9 grados de magnitud se produjeron pasadas las 21H00 (01H00 GMT) en la localidad de Muisne en la provincia de Esmeraldas (noroeste y fronteriza con Colombia), a un profundidad de 10,1 y 8,7 kilómetros, informó el Instituto Geofísico (IG).

Tras las evaluaciones "una persona ha presentado una fractura producto de las réplicas", señaló mediante videoconferencia el ministro Coordinador de Seguridad, César Navas.

Agregó que hay viviendas o infraestructuras que han presentado ciertas fisuras.

El ministro aseguró que el aeropuerto, la Refinería de Esmeraldas y el puerto de la provincia no han sufrido daños.

Más temprano, el presidente Rafael Correa anunció que este lunes se suspenderán las clases en las provincias de Manabí y Esmeraldas para evaluar las estructuras de las escuelas.