Nicaragua posee uno de los mejores indicadores de seguridad en el mundo y no porque lo digan los nicaragüense, sino que así lo establecen estudios de diversas organizaciones internacionales. Según un informe del Foro Económico Mundial, en el combate a la delincuencia y el robo Nicaragua y Canadá tienen la mejor posición del continente.

Según el Departamento de Estado de los EE.UU, Nicaragua ocupa el puesto 21 en el combate a la trata de personas en el mundo siendo el mejor en Latinoamérica después de Chile. Gran Bretaña ocupa el puesto 30 en cuanto a la lucha contra este flagelo, mientras, que los Estados Unidos el puesto 31.

Un informe de la Vanderbilt University de Nashville, Tennessee, establece que la inseguridad en Nicaragua tiene los más bajos índices, según la percepción ciudadana, en todo el continente americano. Solo el 4.7% cree que la inseguridad es el mayor problema del país, mientras que, por ejemplo, en el Perú el 47% de ciudadanos considera a la inseguridad como el mayor problema.

CIFRAS IMPRESIONANTES

La evaluación de la gestión de la seguridad ciudadana le da a Nicaragua la más alta valoración en todo el continente con un 65.5 %. El Perú ocupa el puesto 21 y Argentina la posición 24 con la más baja valoración de América.

Según la embajadora de Nicaragua, Marcela Pérez Silva, ese país es uno de los países más seguros de América Latina, a pesar de estar enclavado en una de las zonas más violentas del planeta, y registra índices incomparables respecto a sus vecinos. Y desde que volvió al gobierno el Frente Sandinista, la tasa de Homicidios se ha reducido en un 22% y es la más baja de los últimos 15 años, señala.

La tasa promedio de homicidios en América Latina es de 28.5% por cada 100,000 habitantes: El Salvador registra 68.6; Honduras 66; Guatemala 31; Panamá 16; Costa Rica 9.5; mientras que Nicaragua registra apenas 8%. El año pasado, en la región centroamericana se produjeron 17,869 robos de carros: en Guatemala fueron robados 8,095; en Costa Rica 5,222; en Honduras 3,130; en El Salvador 1,035: ¡en Nicaragua 387!

¿COMO LO HACEN?

Para saber el secreto de Nicaragua para lograr estos excelentes índices en materia de seguridad ciudadana? y a qué se debe este milagro en un país con la economía más débil, la menor fuerza policial per capita y los salarios más bajos de la región, es necesario recurrir a la Primera Comisionada Aminta Granera, Directora General de la Policía Nacional en Nicaragua.

Según ella, para entender el éxito de este modelo de seguridad en Nicaragua hay que remontarse a las épocas de le revolución sandinista, cuando se crearon la bases de lo que luego hoy en día son la policía y el ejercito nicaragüense. Desde que triunfa la Revolución Popular Sandinista en 1979, se crean los dos cuerpos que serán los pilares de la revolución: el Ejército Popular Sandinista y Policía Sandinista, fundadas por el Comandante Tomas Borge.

La vieja Guardia Nacional –“un cuerpo represor, responsable de los miles de desaparecidos, que maltrataba a la población, que era corrupto, que mataba y que estaba en contra del pueblo”- fue abolida y se planteó crear un sistema de seguridad que sería la antítesis de la dictadura de Somoza, explica quien tal vez es la primera o la única jefe de la policía de un país.