Como una confirmación de la fe ha calificado el Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano el desborde de fieles que este domingo acompañaron a la venerada imagen de la Sangre de Cristo, que luego de la eucaristía salió en una solemne procesión a recorrer las calles de Managua.

El Arzobispo de Managua afirmó que ya son 378 años que la feligresía de ésta Arquidiócesis y de muchas partes del país acuden a rendirle culto y veneración al Señor a través de la imagen de la Sangre de Cristo, donde destaca la presencia de gente sencilla y humilde con fe profunda que se abren a la gracia de Dios.

Sangre de Cristo

“Yo siempre recuerdo una Antífona de uno de los Salmos, que dice: ‘No olvidemos las acciones del Señor’ y es bonito mirar en esta gente sencilla que acude hoy para darle gracias al Señor a través de la presencia de la imagen de la Sangre de Cristo por los favores y las gracias recibidas y eso creo que nos dice mucho”, manifestó el Cardenal.

El líder religioso aseguró que la presencia de fieles acompañando la imagen de la Sangre de Cristo para agradecer los favores recibidos, fortalece la fe de la iglesia, de su Obispo.

Sangre de Cristo

“Yo me siento verdaderamente fortalecido al verlos a ellos en su sencillez pero también en esas miradas que lanzan a la imagen con tanto silencio que manifiestan la grandeza del amor de Dios para con ellos y también el amor de ellos para con nuestro buen Dios”, declaró Brenes.

Valeska García manifestó asistir cada año a las celebraciones dedicadas a la Sangre de Cristo, porque ella es una fiel devota y cree en la imagen de quien ha recibido muchos milagros, sobre todo la protección y cuidado de su familia.

Sangre de Cristo

“He sido sanada por la Sangre de Cristo, bastante he sido sanada porque he padecido de mis canilllas y he sido sanada. Yo le he pedido con fe y he sido sanada, también de una ulcera que me salió en el estomago”, dijo Carolina Talavera.

“Hoy estoy aquí porque fui sanada por la Sangre de Cristo, tuve cáncer y hoy vengo a agradecerle, yo vengo todos los domingos a agradecerle por haberme sanado y hoy le pido que nos acerque más a Él y que nos bendiga cada vez más”, comentó Alejandra Ibarra.