Con mucha alegría, los niños y niñas de los barrios capitalinos protagonizaron este sábado una serie de actividades desarrolladas en sus parques mas cercanos, donde lograron disfrutar de piñatas, el show y las dinámicas de los payasos, así como dulces y brinca-brincas, entretenimiento que se enmarca dentro de la jornada de Julio Victorioso.

Una vez más los pequeñines llenos de alegría bailaron y de manera entusiasta disfrutaron de cada uno de los momentos, evidenciando así que el Gobierno Sandinista de manera permanente garantiza la sana recreación de los consentidos del hogar y de la Revolución Popular Sandinista.

“Es divertido venir al parque y encontrarme con una fiesta para niños, no muchos tenemos la oportunidad de contar con esta alegría, lo que más me ha gustado son los pinta caritas porque nos hacen dibujos en la cara de los personajes de películas infantiles” refirió Martha Ortiz.

“Estamos celebrando en familia y con nuestros amigos gracias al presidente Daniel Ortega quien siempre nos hace estas fiestas en nuestros barrios, además nos dan dulces, traen payasos y sobre todo nuestro barrio se pone alegre” manifestó el pequeño Steven Rodríguez.

Además de las dinámicas, se llevó a cabo presentaciones culturales las que fueron apreciadas por los padres de familia los que agradecieron al gobierno por trasladar a la niñez y a los jóvenes esa alegría que trae consigo las victorias alcanzadas hace 37 años, cuando Nicaragua inició un proceso de cambio y bienestar.

“Es una gran iniciativa la del gobierno, porque nuestros niños están creciendo en ambientes sanos y con valores, lo cual contribuye a que ellos crezcan con mejores actitudes y enfocados en el bienestar. Todo lo que hoy estamos viviendo junto a nuestros niños se debe a las políticas de nuestro gobierno y al triunfo alcanzado hace 37 años” expresó Amanda Vanegas.

“Los niños hoy también celebran las victorias de nuestro pueblo, lo cual garantiza que ellos vivan y crezcan en ambientes de paz, de oportunidades y de igualdad. Siempre que se realizan estas actividades, los niños disfrutan de las piñatas y nosotros los padres también nos alegramos al verlos sonreír”, finalizó Jacqueline Gutiérrez.