Tras un proceso investigativo la Policía Nacional logró dar con el bebé que fue sustraído del Hospital Alemán-Nicaragüense el pasado 1 de junio, cuando una mujer vestida de médico se lo arrebató de los brazos a su madre con el pretexto de llevarlo a recibir sus vacunas.

Los agentes del orden detuvieron a la supuesta secuestradora, identificada como Wanki Tani Monge Altamirano (30) y a otras dos personas involucradas en el delito, entre ellas su hermana Julia Antonia Monge Altamirano (43) y su conyugue Tupac Amaru Murillo Murillo (35).

“El día de ayer 8 de julio a las 2:30 de la tarde, a través de información de inteligencia policial realizamos allanamiento y registro en la vivienda de Tupac Amaru Murillo, vivienda que está ubicada en Villa Libertad, recuperando al niño y capturando a Wanki Tani Monge Altamirano, presunta secuestradora”, declaró el Subdirector de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz Madriz.

El jefe policial detalló que como parte del proceso investigativo se realizaron entrevistas a los padres del bebé para obtener información de las características que pudieran llevar a identificación de éste y de su secuestradora.

Indicó que también se realizaron tomas muestras de sangre de los progenitores del infante para la verificación de la paternidad a través del ADN y se entrevistó al personal del centro hospitalario para determinar indicios que llevaran al esclarecimiento de este delito.

Explicó que una vez encontrado el bebé, en la casa de Tupac Amaru Murillo, se procedió a realizar las debidas investigaciones clínicas, a través de las cuales se concluyó que el perfil genético del menor coincide con los perfiles de los ciudadanos Marianela Flores Maldonado y Azael Orozco Jarquin, padres biológicos del infante y que este se encuentra en el Hospital Carlos Roberto Huembés recibiendo atención médica.

El Comisionado General Díaz aseguró que la institución continúa realizando las investigaciones sobre el caso y que los acusados serán puestos a la orden del Ministerio Público bajo el delito de secuestro

La titular del Ministerio de la Familia, Marcia Ramírez, reiteró que la prueba de ADN que se realizó fue fundamental para identificar al recién nacido, así como un lunar en su cuerpecito que tiene similar al que presentan sus otros hermanos.

“Después de un trabajo grande el niño está de nuevo con la mamá, y lo único que les podemos decir es que nuestro Gobierno que restituye derechos, el Comandante Daniel, la Compañera Rosario le mandan a los papás un fuerte abrazo, estamos todos celebrando, […] ella (Marianela) ha pasado 40 días de angustia pero hoy llegamos a feliz término esta angustia y ya a su bebé lo tuvo en sus brazos y se quedará cuidándolo hasta que le den de alta”, informó la Ministra.

Por su parte, los padres del menor, Marianela Flores y Azael Orosco agradecieron a la policía y el Gobierno Sandinistas por todo el proceso desarrollado que ha permitido recuperar a su bebé que les fuera arrebatado a pocas horas de nacido.

Cabe señalar que el bebé estará siendo atendido en el Hospital Carlos Roberto Huembes hasta lograr su recuperación, dado que presenta algunos problemitas de salud, atención que está siendo cubierta por el Gobierno Sandinista.