Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano celebró éste sábado una eucaristía de acción de gracias y de unción de los enfermos en el Hospital Alemán-Nicaragüense, sitio donde también presidió la ceremonia de bendición de su Capilla.

El Cardenal Brenes recordó que siendo éste 2016 el año de la Misericordia, son los enfermos y sus familiares quienes siempre están lanzando su mirada hacia el Señor implorando y confiando de su misericordia, manteniendo viva su fe.

“Creo que nuestros hospitales están llenos de hombres y mujeres de una fe, una fe hermosa y sencilla, pero muy profunda”, manifestó.

El líder religioso afirmó que para tener sanación lo más importante es la fe, sobre todo cuando realmente nos acercamos al Señor.

“Hoy quiero agradecer al Señor esta gracia, esta cercanía hacia los enfermos y en este año de la Misericordia pedirle a nuestro buen Dios que Él muestra su misericordia con tantas personas sencillas y humildes, pero de manera especial hoy desde este hospital quiero pedir una bendición para todos nuestros médicos”, expresó el Cardenal Brenes al tiempo que recordaba la vocación de los médicos y [email protected] que atienden con alegría a sus pacientes.

Instó a los fieles a elevar sus peticiones y agradeciendo al Señor por aquellos que viven el servicio médico como un apostolado.