La embajada de Nicaragua en Japón organizó un encuentro de amistad en el que se expuso el significado del 19 de julio de 1979, día del triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

En el marco de la jornada del 37 aniversario del triunfo de la Revolución, la embajada nicaragüense congregó a unas 30 personas japonesas, destacando la comprensión del largo camino que el pueblo de Nicaragua ha recorrido para alcanzar las conquistas alcanzadas hasta hoy día.

En la presentación se destacó la Nueva Esperanza que vive la nación nicaragüense, gracias al modelo del Pueblo-Presidente y el liderazgo del Comandante Daniel Ortega Saavedra, que promueve que la paz representa el mayor tesoro de un país para avanzar hacia el desarrollo de una nueva etapa de avances y logros que se expresan en bienestar para todo el pueblo.

Se resaltó que la paz ha traído para Nicaragua, nuevos espacios para seguir construyendo la anhelada unidad de la familia nicaragüense, habiendo restituido derechos a tener un nuevo clima de estabilidad, seguridad, al trabajar en alianzas y consensos entre todos los sectores sociales.

Fue claro el mensaje al señalar que el Buen Gobierno ha hecho que el pueblo haya expresado su confianza en seguir viendo hacia el futuro con mayor respaldo e identificación con las políticas sociales y económicas, que viene impulsando el FSLN junto al pueblo, reafirmando su inquebrantable y firme voluntad de continuar profundizando sus políticas sociales, para ir gradualmente superando, los índices de pobreza, inequidad y muchas otros desafíos que el Pueblo-Presidente tiene por delante.

Conocieron los presentes, del orgullo y alegría que sentimos los nicaragüenses para continuar trabajando por una Patria en la que se sigan restaurando derechos inalienables para el pueblo, como son gozar de mayor salud, educación, techo digno, salarios más equitativos, cultura, deporte, recreación, turismo accesible, pleno empleo, seguridad ciudadana, formación técnica profesional más sólida, mayor competitividad en la producción y ampliar nuestra solidaridad con la comunidad internacional.

Los invitamos a visitar Nicaragua, para que sientan el calor de los nicaragüenses y el espíritu de fraternidad y de gran hospitalidad de caracteriza a los nicaragüenses, puesto que al igual que Japón hemos y seguimos enfrentando los embates de la Naturaleza, pero con la determinación de sobreponer la misma, hoy con mayor conciencia y con una mentalidad preventiva, que se viene promoviendo con absoluta responsabilidad por parte de las autoridades del Gobierno Sandinista, en estrecha coordinación con los gobiernos municipales.

En una ronda de preguntas, los invitados preguntaron sobre el modo de vida de la familia nicaragüense, similitudes y diferencias entre el carácter nicaragüense, con el japonés, hasta la gran obra del Gran Canal Interoceánico. Además, degustaron platillos nicaragüenses -lengua en salsa, comida que es de gran aceptación en el pueblo de Japón- arroz aguado con pollo y un toque de guacamole.

La actividad terminó con sesiones de fotografías y sentidos agradecimientos por sentirse en casa y tener acceso a la casa residencia de Nicaragua , donde se les recibió con la hospitalidad, cariño y espíritu fraternal amistoso.