Entre este jueves y el domingo se estará realizando en Puerto Díaz, municipio de Juigalpa, un campamento internacional de juventudes de la Cruz Roja.

En el encuentro participan más de 300 jóvenes de Nicaragua, Honduras, El Salvador, República Dominicana, España, Italia y Holanda.

Cabe señalar que al evento asiste el Presidente de la Comisión Mundial de Juventudes de la Cruz Roja y Media Luna Roja, Bas Van Rossum.

El Presidente de la Cruz Roja Nicaragüense, Oscar Gutiérrez, explicó el campamento se realiza a nivel interno cada dos años, sin embargo, dado que Nicaragua es actualmente la delegada de la Juventud de América Latina y el Caribe ante la Federación Internacional, se decidió extender la invitación a otros países y así fortalecer los lazos de unidad y compartir experiencias y destrezas.

Explicó que ahí se abordarán temas como la incursión social ante la violencia, el VIH-Sida, primeros auxilios, la convivencia comunitaria, el cambio climático y la gestión de riesgo.

Igualmente habrá actividades culturales y recreativas.

“Esto ayuda también a Cruz Roja Nicaragüense a buscar la unidad y el compromiso de nuestros jóvenes a que le den contenido a su vida. La juventud se va muy rápido y entonces hay que vivirla en el momento y hay que compartirla con todos lo mejor que se pueda”, subrayó Gutiérrez.

De acuerdo a Samir Alemán, Jefe Nacional la Juventud Cruz Roja Nicaragüense, el campamento abona al hermanamiento y la comunicación entre las sociedades nacionales de Cruz Roja.

“Creo que esto viene a enriquecer la cultura de nuestros voluntarios, viene a enriquecer las capacidades, ya que aprendemos cómo trabajan los otros voluntarios en sus países y ellos aprenden de cómo trabajamos nosotros. Compartimos lo bueno que hacemos”, expresó Alemán, quien subrayó que esta es primera vez que en Nicaragua se realiza un evento de este tipo.

Los jóvenes cruzrojistas de otros países dijeron sentirse muy contentos de estar en Nicaragua y conocer el trabajo solidario que se realiza acá.

“Nosotros como representantes de la Sociedad Nacional de Cruz Roja Hondureña, como juventud de Cruz Roja Hondureña, tenemos grandes expectativas en este campamento. Traemos un gran espíritu de trabajo, un gran espíritu de venir y compartir con nuestros compañeros porque todos somos una sola familia, todos somos Cruz Roja a nivel mundial, somos la organización de ayuda humanitaria más grande del mundo”, manifestó Héctor Miya.

No menos optimista se mostró su compatriota Maryouri Cruz. Para ella es importante que como delegación dejen una buena impresión de su trabajo, pero sobre todo demostrar la unidad y el compañerismo de existe en lo interno de una organización humanitaria como esta.

Queremos “dejar una buena impresión de lo que nosotros también hacemos como juventud hondureña y también estamos esperando aprender, tener más compañerismo, unidad entre jóvenes, enseñarnos mutuamente”, enfatizó.