El ministro iraquí del Interior, Mohammed Al Ghabban, presentó este martes su dimisión al primer ministro Haider al Abadi, dos días después de un atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, que dejó más de 200 muertos en Bagdad.

"He presentado mi dimisión al primer ministro", anunció Al Ghabban en una rueda de prensa.

El atentado, que suscitó la indignación de los bagdadíes, se produjo en el barrio de Karrada, de mayoría chiita. Según el último balance murieron al menos 213 personas.