Terroristas suicidas atacaron 3 ciudades de Arabia Saudita en una aparente serie de ataques coordinados este lunes, en que los saudíes se preparan para romper el ayuno en el penúltimo día del mes sagrado del Ramadán.

Un kamikaze atentó hoy cerca del Al Masyid al Nabaui (la Mezquita del Profeta), la segunda más sagrada del islam y ubicada en la ciudad saudí de Medina, mientras que otro lo hizo en la localidad de Al Qatif, sin que de momento se hayan registrado víctimas.

El diario saudí Okaz informó de que un suicida se inmoló en un aparcamiento de vehículos cerca de la mencionada mezquita de Medina.

Los medios también publicaron varias fotografías, supuestamente del lugar del ataque, que muestran un pequeño incendio y daños materiales en coches aparcados en el lugar.

Por otra parte, otro suicida se inmoló cerca de la mezquita de Al Umran, en el centro de la ciudad oriental de Al Qatif, de mayoría chií. No hay información de víctimas.

Vecinos de la zona difundieron varios vídeos en el lugar del suceso, que muestra un leve incendio producido por el estallido.

Horas antes, un terrorista suicida se hizo estallar cerca del consulado de Estados Unidos en la ciudad costera saudí de Yeda, causando heridas a dos guardias de seguridad, según informó el Ministerio saudí del Interior.

La provincia de Al Qatif ha sido escenario de protestas por parte de los chiíes, así como de actos violentos como ataques contra comisarías y agentes. En mayo de 2015, un atentado suicida en un templo chií de la provincia de Al Qatif mató a una veintena de personas y causó un centenar de heridos.

Las áreas de mayoría chií de Arabia Saudita se quejan de la marginación legal que sufren, ya que esta comunidad no puede ingresar en el Ejército o trabajar para los ministerios de Interior o Exteriores, entre otras limitaciones.