Este fin de semana, centenares de católicos y promesantes recorrieron junto al Mocito de Santo Domingo de Guzmán las calles del Barrio La Luz y la Colonia Máximo Jerez.

La imagen del Mocito salió de la parroquia de Nuestra Señora de la Luz acompañada de los tradicionalistas y culminó su recorrido en la Rotonda Cristo Rey.

Como es típico en su recorrido los promesantes bailaban al son de la música de filarmónicos que siempre animan, junto con la quema de pólvora, las visitas del Mocito en los barrios de Managua.

Mayra Miranda, una de las promesantes procedente del barrio Batahola Norte, dijo que Santo Domingo de Guzmán le hizo el milagro de curar a sus hijos cuando estaban muy enfermos.

"Ese favor se lo pago viniéndole a bailar, él me ha hecho dos milagros con mi hija y mi nieto. Santo Domingo sí es milagroso, teniendo fe uno él hace milagros", señaló Miranda.

Silvia Jarquín, del barrio Dimitrov, dijo que las familias le piden a Santo Domingo que siga la Paz en el país. "Le pedimos que nos dé salud y que nos dé trabajo. Estamos pidiéndole que estemos sanos todos", expresó doña Silvia.

María Guzmán, pobladora del Barrio La Luz, dijo que es muy devota de Santo Domingo desde que era una niña porque sus padres le enseñaron esa tradición.

"Siento una emoción, siento que es una maravilla, una bendición para nuestro barrio", explicó Guzmán sobre la visita del Mocito.

"Le pedimos a Santo Domingo que nos derrame bendiciones y que este año sea cargado de victorias para nuestro pueblo", dijo doña María.