Las familias capitalinas que se movilizan a altas horas de la noche ya pueden circular con mayor tranquilidad sobre las vías de Managua, gracias al actuar de la Policía Nacional que se mantiene vigilante sobre las carreteras.

La noche de este sábado la Policía Nacional se desplegó en Managua para garantizar la seguridad y disminuir los accidentes de tránsito que son ocasionados principalmente por conductores irresponsables que abusan del alcohol.

El Comisionado Mayor Juan Valle Valle, jefe de la brigada de tránsito de Managua, explicó que el componente del plan de tránsito que se realizó por la noche, es para mejorar los niveles de seguridad ciudadana en lo que respecta a la seguridad vial.

Dijo que este sábado los oficiales de tránsito se ubicaron en sectores de mayor circulación, como la rotonda de Metrocentro, Cristo Rey, Iglesia Pío X, rotonda La Virgen y otros puntos.

"Esto es con el objetivo de detectar a los conductores irresponsables que conducen en estado de ebriedad a altas horas de la noche y eso nos provoca gran cantidad de lesionados y muertos. Lo que queremos es prevenir vidas humanas, porque la vida humana es la más valiosa; que no haya lesionados; y que nuestro pueblo se sienta seguro cuando sale a la calle", dijo Valle.

El Comisionado Mayor Valle recomendó a los conductores que hay que conducir con prudencia, con sabiduría, con responsabilidad,  y a los motociclistas conducir con su respectivo casco.

"Nosotros en estos somos enérgicos, aplicamos las pruebas de alcohol y el que sale en estado de ebriedad lo trasladamos en conjunto con la alcaldía al depósito. Estamos tomando las medidas que corresponden, lo principal es la vida humana y que cada día haya menos muertos, menos lesionados y más seguridad para nuestro pueblo", señaló Valle.

Detalló  que la mayoría de ocupaciones de vehículos y motos es por el estado de ebriedad de los conductores.

El jefe policial aseguró que a los conductores irresponsables que manejan en estado de ebriedad se le suspenderá la licencia de 6 meses a 1 año.

"Aquí tiene que haber responsabilidad y más seguridad", puntualizó.

Por su parte los conductores de vehículos y motocicletas consideraron que el operativo es necesario ya que también se sienten respaldados en cuanto a la seguridad.

Francisco Zepeda conductor de una motocicleta, fue revisado por los agentes de tránsito y superó la prueba de alcoholímetro, también andaba su casco y documentos en regla.

"Esto es necesario como conductor, lo veo así porque yo ando sano pero hay otros conductores que pueden andar tomados y así como pueden atropellar a un peatón también pueden atropellarme a mi. Por eso lo veo necesario y esta muy bien que lo hagan en los puntos de mayor circulación", dijo Zepeda.

"Creo que hay que seguir todas las medidas que ellos nos recomiendan para evitar los accidentes. Debemos tener precaución al conducir y ser moderados con el consumo de licor, si uno va a tomar lo mejor es designar a alguien que no tome para que conduzca", manifestó el joven conductor Henry Sandoval.

Las motocicletas y vehículos detenidos fueron trasladados con el apoyo de la municipalidad al depósito vehicular.