Cinco personas murieron y al menos 20 resultaron heridas hoy cuando un hombre entró en una cafetería del norte de Serbia y disparó con un arma automática sobre la gente que había en el local, según la policía. El sospechoso fue detenido.

El ataque se produjo a las 1:40 de la madrugada en un pueblo cercano a la localidad de Zrenjanin, unas 30 millas al noroeste de Belgrado.

Un hombre identificado sólo como Z.S. mató primero a su esposa y a otra mujer antes de disparar al azar sobre las otras personas de la cafetería, indicó la policía en un comunicado.

Los testigos dijeron a la televisora estatal serbia que el agresor llegó a la cafetería y vio a su esposa allí con un grupo de amigos. Entonces fue a su casa y volvió con un arma.

"Simplemente sacó el arma y se puso a disparar, primero al aire", dijo uno de los testigos, Svetozar Manojlovic.

"Al principio sonaban como petardos", comentó. "Entonces el tipo que estaba a mi lado se derrumbó y otros empezaron a derrumbarse. Fue un caos total".

En un momento dado, los clientes de la cafetería lograron arrebatar el arma al hombre cuando intentó huir, indicó el ministro serbio del Interior, Nebojsa Stefanovic.

Agentes de policía que estaban cerca llegaron con rapidez y capturaron al sospechoso, añadió Stefanovic.

El arma automática era ilegal, indicó el ministro, que pidió a los ciudadanos que entreguen las armas ilegales que tienen muchos serbios tras las guerras de los Balcanes en la década de 1990.

"Esto fue completamente inesperado", dijo Stefanovic en declaraciones ante la cafetería "Makijato". "No había signos en absoluto, la gente nos dice que era completamente tranquilo y normal".

Los heridos fueron trasladados a hospitales en las cercanas Zrenjanin y Novi Sad. Siete personas fueron operadas y se encontraban en estado serio, según médicos en Zrenjanin.