Las autoridades meteorológicas de China renovaron hoy sábado su alerta naranja por lluvias fuertes en gran parte del país durante los próximos dos días.

Desde la mañana de hoy sábado hasta la del domingo, las tormentas azotarán las provincias de Guizhou, Hunan, Hubei, Anhui, Yunnan, Jiangxi y Jiangsu, así como la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, con precipitaciones de hasta 240 milímetros en algunas zonas, informó el Centro Meteorológico Nacional (CMN) a través de una nota publicada en su página web.

El CMN ha aconsejado a los residentes de las áreas afectadas que eviten las actividades al aire libre y tomen precauciones ante las posibles inundaciones y corrimientos de tierra.

China aplica un sistema de alerta de cuatro colores para indicar las condiciones meteorológicas extremas, en el que el rojo representa el nivel más grave, seguido por el naranja, el amarillo y el azul.

Hubei ha sido golpeada por la cuarta ronda de precipitaciones después de entrar en la época de lluvias el 18 de junio, una de las tormentas más fuertes que ha experimentado la provincia.

Hasta el mediodía de hoy sábado, las lluvias torrenciales que comenzaron el jueves se habían cobrado la vida de 16 personas y dejado seis desaparecidos, destruyendo o dañando más de 15.800 viviendas y provocando unas pérdidas económicas directas de 3.960 millones de yuanes (595 millones de dólares), según datos ofrecidos por el departamento de asuntos civiles de la provincia.

Algunos distritos registraron un volumen récord de precipitaciones diarias durante los últimos dos días, según las autoridades meteorológicas locales.

La tormenta ha causado inundaciones, desprendimientos de tierra, crecidas en las ciudades y ha provocado tempestades y granizadas.

Las cuatro rondas de tormentas han castigado fuertemente gran parte de Hubei, dejando 35 víctimas mortales y 16 desaparecidos. Más de 480.000 residentes han sido reubicados o se encuentran en situación de necesitar asistencia.

Se han enviado más de 4.400 tiendas de campaña, 3.500 camas y otras cantidades de ropa y colchas a las regiones afectadas.

El seguimiento realizado por el centro de control de inundaciones y alivio de sequía de la provincia muestra que una cuarta parte de las 6.300 presas de Hubei han superado los niveles de agua de alarma establecidos en la estación de inundaciones.

Las autoridades hídricas locales han ordenado el fortalecimiento de la supervisión de las presas y la descarga segura del agua.

Afectada por el fenómeno súper-El Niño, China podría enfrentarse a condiciones meteorológicas muy complicadas y existe una relativamente alta posibilidad de crecidas de ríos este año, advirtió el viceprimer ministro Wang Yang a mediados de junio.