Ante la mayor presencia de lluvias en la capital, brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA), recorrieron este viernes diferentes barrios del distrito VII de Managua, haciendo un llamado a las familias a fortalecer los mecanismos de prevención y arreciar la batalla contra las epidemias.

Los brigadistas, visitaron casa a casa a las familias de este distrito capitalino, y les entregaron afiches e información pertinente sobre las medidas y acciones que tienen que implementar de cara a luchar contra la proliferación del dengue, zika y chikungunya.

El compañero Abelardo Artola Robleto, Jefe del Distrito VII de fumigación, destacó esta jornada de concientización a las familias, la cual es acertada sobre todo por el incremento del periodo lluvioso, y la proliferación de mosquitos y, en consecuencia, más casos febriles.

“Lo que queremos es que la población le dé prioridad a este trabajo que se anda realizando casa a casa. Erradicar el zancudo adulto y en estado larvario, el cual es un mortal transmisor de estas epidemias”, sostuvo.

En articulación con los Gabinetes de la Familia, Salud y Vida, los Consejos de Liderazgo Sandinista (CLS) y la Juventud Sandinista, los brigadistas realizaron tareas de abatización, fumigación y erradicación de criaderos de mosquitos en estos barrios del distrito VII de Managua.

“El objetivo que tenemos es fumigar 1 mil 600 viviendas; y tratamos de tener el apoyo de la población. Sabemos que tenemos que multiplicar el esfuerzo, y eliminar esos criaderos de mosquitos, sobre todo ahora que las lluvias están cayendo más seguido”, manifestó.

El doctor Santos Ortiz, Epidemiólogo del Centro de Salud Villa Libertad, destacó la importancia de dar seguimiento al Plan de Lucha Antiepidémica, sobre todo por el ligero incremento de casos febriles en este distrito, ante la presencia del periodo lluvioso.

“Estamos dándole el hincapié a la lucha contras las epidemias, para que estos casos febriles no se den por dengue, zika y chikungunya. Estamos siempre recordándole a la población, que andamos en la jornada, fumigando para eliminar el mosquito adulto, en ciclos de diez días; y la abatizacion una vez al mes en cada barrio”, refirió.

El especialista, instó a los pobladores a seguir abriendo las puertas de sus viviendas a los brigadistas de salud, para que se pueda realizar de forma completa la jornada de abatización o fumigación, y de esta forma cuidar la salud de los niños, niñas, mujeres embarazadas y adultos mayores, quienes son los más vulnerables ante las epidemias.