Los fuertes vientos y lluvias registrados esta tarde en gran parte de la capital, causaron daño en los techos de diez viviendas del municipio de El Crucero y un centro escolar, ocasionando el desprendimiento de las láminas de zinc de las humildes viviendas de tres barrios del municipio, así mismo provocaron la caída de una antena de servicios de internet.

Los afectados señalan que al momento de iniciar la llovizna, se originó un pequeño tornado que fue el que dañó los inmuebles y provocó que los enseres de las mismas se mojaran. Ante la emergencia, las autoridades locales se hicieron presentes a los sitios para hacer un reconocimiento de los daños.

“Es la primera vez que nos ocurre un incidente de este tipo y la verdad estamos sorprendidos, sabemos que ante la naturaleza no podemos hacer nada aun cuando tomamos las medidas de seguridad pertinentes. Las pérdidas son totales, ya que la antena se partió por completo, sin embargo lo más importante es que no hay daños humanos”, refirió Ángel Navarro, Afanumeric, S.A

“Nos asustamos bastante porque fue un viento muy fuerte y lo único que hicimos en ese momento fue ubicarnos en la parte más segura de la casa para no resultar golpeadas, realmente que estamos afectadas en gran manera pues al no haber techo se nos mojó la ropa, la comida, sin embargo la alcaldía de inmediato se presentó a la casa y nos están brindando ese apoyo tan importante”, destacó Hilda Villatoro. 

Las autoridades municipales tras realizar un recorrido por los barrios afectados de manera inmediata brindó su solidaridad a los afectados, acción que es reconocida por los afectados, quienes agradecen al Gobierno Central y local por estar al frente de este tipo de situaciones.

“Las viviendas afectadas se ubican en el barrio Edgard Lang, Juan José Quezada y Jonathan González, gracias a Dios todos los daños son materiales, no hay personas lesionadas ni pérdidas humanas, de manera inmediata brindamos ayuda a las familias a las que se les hará entrega de láminas de zinc, cuartones, clavos, ropa, colchonetas y alimentos ya que todas las pertenencias de las familias se les mojaron”, concluyó Soliet Marenco, Alcaldesa de El Crucero.