Operarios de la Alcaldía de Managua, con maquinaria pesada, continúan trabajando en la tercera fase del plan de limpieza de cauces en la capital.

Este jueves se encontraban en el cauce revestido de Portezuelo, realizando labores de limpieza y extrayendo unas 50 toneladas de basura, de ese cauce cuya longitud es de 5.3 kilómetros, uno de los más grandes del sector.

Autoridades de la comuna capitalina informaron que en total se han extraído más de 6 mil toneladas de basura de todos los cauces en las tres etapas del plan de limpieza.

Reyna Rueda, Secretaria del Consejo Municipal, señaló que en esta fase las acciones son recoger basura y sedimentos de los cauces.

Expresó que a pesar de la limpieza constante que se le da a los cauces, todavía persisten las malas prácticas en el manejo de los desechos sólidos, y la basura termina acumulándose en los cauces.

"Aquí platicando con las familias nos estamos poniendo de acuerdo cómo podemos mejorar, se está uniendo la comunidad a la limpieza y esto es parte del plan en el que debemos mantener los barrios, las comunidades y el municipio limpio. Esto incluye todo lo que son cauces, canaletas, manjoles, calles, cementerios, centros de salud, mercados", indicó Rueda.

"Si nosotros trabajamos con la comunidad nos facilita muchísimo el trabajo de tener el entorno libre de enfermedades, eliminando las acumulaciones de basura que son foco de proliferación de los vectores que producen muchas enfermedades", agregó Rueda.

Los pobladores cercanos al cauce también se sumaron al plan de limpieza, chapodando el monte que crece alrededor del cauce y recogiendo la basura acumulada.

Sergio Rueda, vecino del lugar, dijo que el trabajo de la municipalidad para mantener los cauces limpios es fundamental porque evita problemas serios como inundaciones.

"Cuando la basura se acumula y comienza a llover el problema es la inundación, se rebalsa el cauce y es un peligro para todos, especialmente para los que vivimos a la orilla, por eso nos parece importante tener los cauces limpios, están realizando un excelente trabajo", comentó.

Eliecer Gómez, indicó que todavía hay mucha gente cochina que acostumbra a tirar la basura al cauce, ocasionando serios problemas a la comunidad.

"Nosotros ahí vivimos ojo al Cristo para que nadie tire basura, antes eso pasaba y eso era una cochinada, ahora gracias a Dios el cauce están dándole mantenimiento, limpiándolo y si llueve no tenemos ningún problema, la corriente fluye sin obstáculos", explicó Pérez.