El Gobierno de Turquía volvió a señalar este jueves al grupo terrorista, autodenominado Estado Islámico (EI), Daesh en árabe, como el posible responsable del atentado suicida del martes en el aeropuerto Atatürk de Estambul que, según el último recuento, dejó 43 víctimas mortales.

"Los hallazgos indican que el EI es la organización que está tras los ataques", señaló el ministro del Interior, Efkan Ala, en una comparecencia ante el Parlamento, en la que informó de que son ya 43 los fallecidos en el atentado en el que participaron tres terroristas, que los medios aseguran eran extranjeros.

En el ataque, los terroristas también usaron fusiles de asalto antes de inmolarse. Resultaron heridas unas 239 personas.

El ministro expresó que se indentificó a uno de los terroristas suicidas, pero no dio más información al respecto.

El medio local, Hürriyet, aseguró este jueves que los tres asaltantes eran extranjeros y procedían de Uzbekistán, Kirguizistán y de Daguestán.

Las autoridades turcas detuvieron a 13 personas, entre ellas tres extranjeros, presuntamente relacionados con el suceso.

En otro orden de ideas, el ministro turco rechazó las acusaciones de irregularidades de seguridad hechas por la oposición y aseguró que el Gobierno ha devuelto a más de 3 mil 600 personas sospechosas de terrorismo.