Con un crecimiento sostenido de su economía, que ronda el 5% anual, incremento de las exportaciones y aumento de las inversiones nacionales y extranjeras, Nicaragua se prepara para gestionar su adhesión  al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

Enfocado en mejorar sus niveles de productividad y competitividad, con mayor eficiencia en el ámbito energético, adaptación de nuevas tecnologías al campo de la producción y sus procesos, el país apuesta a convertirse en la punta de lanza de Centroamérica que dinamizará y transformará la economía de la región.

Recientemente se firmó en Managua, una declaración conjunta entre el gobierno, la empresa privada y los trabajadores para trabajar una estrategia que le permita al país solicitar su incorporación al TPP.

El diputado y economista Wilfredo Navarro, explica que el TPP es un mercado que representa casi el 50% de las economías mundiales.

"Es un proyecto de integración comercial,  que representa mayor oportunidad de venta  y comercialización de los productos nicaragüenses  cuando estemos en ese mercado gigantesco", prevé Navarro.

A su juicio, el esfuerzo que realiza el gobierno junto con las empresas y los trabajadores, es fundamental  para que se corone con éxito la acertada decisión del país para mejorar sus índices de productividad y competitividad a nivel internacional.

"Este esfuerzo del estado y de los productores para generar mayor productividad va a dar  resultados trascendentales para el desarrollo  y el crecimiento de la economía", asegura el economista.

No obstante, Navarro también manifiesta que el país debe asumir retos importantes para lograr su incorporación en el TPP. Entre estos retos están la generación de una economía a escala, la integración vertical de las empresas para complementar todas las etapas de la producción, y la conversión de las materias primas en productos de segundo nivel para una mayor rentabilidad.

Uno de los factores claves que juegan a favor de Nicaragua en su camino para adherirse al TPP es su modelo de trabajo concertado.

Navarro sostiene que esa capacidad del país para tomar decisiones y ejecutar acciones de pro del desarrollo abona mucho para mantener el crecimiento económico de los últimos años.

En ese sentido, explica Navarro, la búsqueda de una estrategia para que Nicaragua se adhiera al TPP "es un paso trascendental para el desarrollo económico".

"Es un paso audaz y además es un reto para la capacidad productiva de Nicaragua, porque si entramos a un mercado  y no tenemos que vender entonces de nada sirve, el reto es juntos contribuir para que la productividad y la producción de Nicaragua se multipliquen para poder insertarnos en  esos mercados que son bien competitivos", aseguró.

"Este esfuerzo de los últimos años del gobierno para dinamizar la economía, para apoyar más las capacidades de los productores en Nicaragua nos  permitirá que entremos con mayores ventajas que otros países al TPP", dijo Wilfredo Navarro.

Un reto enorme

El especialista en temas internacionales Manuel Madriz, considera que para Nicaragua es un reto enorme entrar al TPP.

"Estamos  hablando de economías más ágiles que la nuestra, economías con mayor competitividad. (Sin embargo)  Nosotros estamos metiéndonos  en una competencia donde vamos a hacer toda la fortaleza para salir adelante", aseguró.

"Vamos a entrar a un mercado que es muy dinámico,  ahí está todo Asia que es sumamente dinámico, bien competitivo y si nosotros somos  competitivos ahí, entonces somos competitivos en cualquier lado", valoró.

TPP: más ingresos, más riquezas, más bienestar

El sector productivo nicaragüense es uno de los más entusiasmados con el anuncio de la voluntad de Nicaragua para adherirse al TPP.

Álvaro Fiallos, dirigente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), una asociación de más de 75 mil pequeños y medianos productores, dijo que la apertura de mercados que supone el TPP es congruente con la visión de los productores para comercializar sus productos en más mercados.

"Si hay más mercado, hay más competencia y eso va a significar mejores precios para nuestros productos, porque entre más  competencias hay mejores  precios que podemos aspirar a tener", valoró.

Fiallos considera que el TPP es positivo para Nicaragua, y coincidió con otros especialistas al señalar que el principal reto del país es aumentar la variedad de los productos que puede ofrecer.

"Nosotros necesitamos aumentar la oferta y sobre todo  mejorar la productividad de nuestro trabajo, tanto en ganadería como en la agricultura en términos generales. Nicaragua tiene la ventaja de poder producir casi cualquier cosa. Si tenemos un mercado asegurado  vemos como promocionar en nuestros afiliados que  siembren los  productos que demande ese mercado asegurado", comentó.

"Mayor producción significa mayores ingresos,  mayores ingresos significan generación de riqueza y la generación de riqueza produce bienestar y el mejoramiento de nuestros niveles de  vida, eso es lo básico que debemos ir buscando", dice Fiallos.

Los productores también valoran que la política de alianzas y consensos impulsada por el gobierno sandinista es fundamental para desarrollar las políticas apropiadas para incentivar la producción, aumentar la competitividad sin descuidar aspectos como la calidad de los productos nicaragüenses.

La meta es integrarnos a ese tratado

Michael Healy, presidente de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC) tiene claro que la principal meta de Nicaragua ante esta oportunidad es integrarse al TPP.

Healy señaló que muchos de los países que están dentro del TPP están interesados en hacer coinversiones con productores o con industrias nicaragüenses para darle mayor valor agregado a los productos nicaragüenses.

"Estamos viéndola bien positiva esta iniciativa y vamos a apoyarla hasta logar la meta que es integrarnos en ese tratado", aseguró Healy.

Señaló que si bien a nivel general el país ha mejorado sus rendimientos en productividad y competitividad, esos indicadores se pueden mejorar con la facilitación del gobierno.