La Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional, dio una gran lección a cien ciudadanos nicaragüenses que infringieron la Ley 431, al conducir en total estado de ebriedad, exponer su propia vida y la vida de terceras personas.

Los conductores, además de pagar una multa de 5 mil córdobas; tendrán que recibir una capacitación sobre seguridad vial por varias semanas; y si fuera poco, sino pasaran la prueba, tendrán que seguir estudiando el curso.

El Comisionado General Roberto González Krady, Jefe de la especialidad de Tránsito Nacional, expresó que todos estos conductores, entre ellos 4 mujeres, se les suspenderá la licencia por tres meses.

“Son 100 ciudadanos que anduvieron conduciendo en estado de embriaguez; esto significa que pudieron haberse quitado la vida ellos u otra persona, por irresponsabilidad”, manifestó.

El jefe policial, expresó que lo importante es la reflexión que harán estos conductores; y la capacitación que se les está impartiendo para proteger su propia vida, y la vida de terceros.

Precisó que la capacitación que reciben, contempla temáticas como la Ley General de Tránsito (Ley 431); relaciones humanas; y las principales causas que ocasionan los accidentes de tránsito.

Adolfo Castillo, fue uno de los sancionados por la Dirección Nacional de Tránsito. Este nicaragüense explicó que conduciendo, colisionó con otro vehículo y se dio a la fuga.

“Me queda una buena experiencia para no volverlo a hacer. Yo me vi muy nervioso y preocupado y actué de manera inconsciente”, dijo.

Por su parte, Celeste Canales, indicó que fue sancionada por conducir a exceso de velocidad, sin precaución y poniendo en riesgo la vida de terceros. 

“Mi participación en este taller ha sido muy enriquecedora, sobre todo para fortalecer la prudencia como conductora”, sostuvo.

La joven conductora, consideró que los planes de la Policía Nacional son muy buenos y acertados, en cuanto a concientizar a quienes van detrás del volante.

“Esto es una experiencia, un aprendizaje; uno debe de pensar en sí mismo, y en las personas que uno puede llegar a afectar”, manifestó.

Tránsito Nacional, está desarrollando un Plan de Seguridad Vial todos los fines de semana, para fortalecer las acciones en protección de la vida de las familias nicaragüenses.

Derivado de este plan, desarrollado en al menos 10 puntos estratégicos de la capital, la Policía trasladó este sábado a 100 vehículos al Depósito Municipal, debido a que sus conductores iban en estado de ebriedad.