En las últimas semanas de arduo trabajo de las familias en alianza con operarios de la Alcaldía de Managua, se han eliminado 105 botaderos ilegales de un total de 200 en los 7 distritos de la capital.

La tarea es intensa y quedó ratificada nuevamente en el barrio Ernesto "Che" Guevara, cuando los trabajadores de la alcaldía apoyados de camiones, palas y rastrillos, eliminaron un botadero no autorizado.

La compañera Reina Rueda, Secretaria del Concejo Municipal de Managua, llegó al citado barrio a conversar con las familias para instarlas a mantener limpia sus calles, sus viviendas y a no tirar basura en lugares no autorizados, pues esto conlleva a la aparición de enfermedades.

“Seguimos la guerra contra la basura, seguimos acompañando a las familias en esta restitución de derechos a tener un medio ambiente de calidad, a través de la limpieza, por eso el llamado siempre y el acompañamiento que nos puedan dar las familias en la erradicación de los botaderos ilegales”, señaló Rueda.

En los últimos días en el Distrito V, lugar donde se ubica el mencionado barrio, se reportaban 28 botaderos ilegales, pero ya se han eliminado seis, la mayoría de ellos se han convertidos en espacios de recreación y de unión familiar.

“Esta es una lucha de diario, no nos vamos a cansar de acompañar a las familias que tengan una salud óptima, a través de la limpieza de cada uno de nuestros espacios”, declaró la funcionaria edilicia.

Don Andrés Morales reconoció que el trabajo de limpieza no solamente corresponde a la alcaldía, también deben sumarse todas las familias, particularmente las del barrio Ernesto “Che” Guevara.

“La Alcaldía está trabajando perfectamente bien en la limpieza y en el mantenimiento del barrio, la mejor forma de contribuir es limpiando, aseando y botando todo calache viejo que encontremos en la casa o en las calles, todos debemos cooperar”, subrayó Andrés.

Otro que se sumó al llamado de don Andrés, es el ciudadano Douglas Martínez, que instó a la población a tener conciencia sobre el mal que provoca la basura, pues de nada sirve que la alcaldía y el gobierno sandinista inviertan en la limpieza de la ciudad, si las personas insisten en seguir botando los desperdicios en lugares no autorizados.

“El gobierno está haciendo un gran esfuerzo, una gran lucha para erradicar los basureros clandestinos (…) que son limpiados, pero a las pocas horas son nuevamente llenados de basura. La gente debe tomar conciencia, el gobierno hace el esfuerzo, pero nosotros debemos de poner de nuestra parte”, dijo Martínez.