Expertos en temas de comercio internacional refieren que el país está dando los pasos correctos para gestionar su adhesión al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

Mario Arana, director Ejecutivo de Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) consideró que la firma, este lunes, de una declaración conjunta para trabajar una estrategia que permita a Nicaragua solicitar la incorporación y suscribir su asocio al TPP, es un importante paso para participar en un tratado comercial de nueva generación.

"Es importante porque es un acuerdo de nueva generación que abarca mercados más grandes que cualquier otro acuerdo. Para Nicaragua abre nuevas oportunidades de inversión en la medida que permite reglas más sencillas, así como el formar parte de cadenas de suministros nuevas. También se abren oportunidades en un mercado en expansión, en un sector que probablemente sea el motor del crecimiento en los años venideros que es Asia", explicó Arana.

"Este acuerdo nos pone al mismo nivel y nos da las mismas oportunidades porque añade nuevos campos, como temas que tienen que ver con pequeñas y medianas empresas, nuevas tecnologías. Por eso creemos que es una oportunidad que el país debe tratar de aprovechar", añadió al ser consultado sobre la posible incorporación de Nicaragua a dicho acuerdo.

Explicó que el sector privado, en el marco de esa estrategia de trabajo que se plantea, dará sus aportes para enriquecer los procesos de negociación.

Arana manifestó que el país está en la dirección correcta para adherirse al TPP, sin embargo recomendó que se debe fortalecer el trabajo en temas de competitividad, desarrollo de nuevos productos o generación de valor agregado a los productos actuales para aprovechar los nuevos mercados a los que se estaría exportando.

Mencionó que el país debe continuar en la lógica de invertir en la infraestructura productiva, así como en la construcción de un puerto en el pacífico; y en el abaratamiento de rubros como el de la energía.

"Este es un paso importante en la dirección correcta. Organizaciones como APEN estamos para apoyar a los exportadores que quieren explorar nuevos mercados o añadir valor agregado a sus productos", aseguró.

Según Arana, entre los sectores que tiene mayor potencial de crecimiento en el marco del acuerdo, está el sector agroindustrial en rubros como palma africana y cacao; otro sector importante es el de los o tradicionales con productos como la miel y la chía.

Arana también consideró que el diálogo entre el Gobierno, trabajadores y empresa privada ha probado ser constructivos y por lo tanto debe continuar profundizándose. "Esperamos que produzca resultados en todos los campos que necesitamos avanzar", señaló.

Patricia Ulloa, gerente general de Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI), indicó que es una buena noticia conocer las intenciones y gestiones que el gobierno está realizando para poder lograr la adhesión del país al TPP.

"Esto es una oportunidad de mercado y beneficio para el sector productivo exportador. Pero existen retos para el sector público y el sector privado. Uno de los mayores retos que tiene el gobierno es la revisión y diseño de las políticas públicas que vengan a incentivar el sector productivo exportador y establecer alianzas en la región para poder incrementar la oferta exportable de nuestro país", comentó.

"El reto para el sector privado, incluyendo las pequeñas y medianas empresas, el sector exportador, cooperativas y organizaciones de productores, es invertir en temas de innovación, adquisición de tecnología y para obtener las certificaciones que exigen los mercados que forman parte de este acuerdo", agregó.

Según Ulloa, el impacto a largo plazo e la adhesión de Nicaragua al acuerdo, se visualizará con el incremento del valor de exportaciones porque se estarían incorporando nuevos productos, y reconvirtiendo la matriz exportadora del país.

El Doctor Luis Murillo, docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA, recordó que el TPP es un tratado de libre comercio ambicioso, donde están 12 países.

"Es un acuerdo transatlántico, están incorporado países como Malasia, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Singapur y en América Latina hay tres países, México, Perú y Chile. Es un acuerdo que mueve el 40% de todo el comercio mundial y engloba cerca de 800 millones de personas. Es un mercado amplio".

A juicio de Murillo el poder aprovechar estas oportunidades resolverían muchos problemas, como el desempleo, y sería beneficioso en términos de competitividad y para generar valor agregado a los productos nicaragüenses.