Dos atacantes suicidas abrieron fuego el martes en el aeropuerto de Estambul, Turquía, antes de inmolarse con explosivos en la entrada de la terminal internacional, causando la muerte de 28 personas y muchos heridos, dijeron funcionarios turcos, testigos y medios.

Vasip Sahin, gobernador de Estambul, aseguró a la prensa que al menos 28 personas fallecieron y la cifra puede aumentar en las próximas horas. Agregó que el ataque ha sido perpetrado por tres terroristas suicidas.

La agencia estatal de noticias Anadolu dijo que los heridos son 60, seis de ellos graves.

La policía disparó para tratar de detener a los atacantes, justo antes de que llegaran a un control de seguridad en la zona de llegadas del aeropuerto Ataturk, pero estos detonaron los explosivos que llevaban, dijo un funcionario.

El aeropuerto Estambul Ataturk es el más grande del país y un importante centro de transporte para viajeros internacionales. Fotos publicadas en los medios de comunicación y redes sociales mostraron a heridos tendidos en el suelo dentro y fuera de uno de los edificios de la terminal.

Imágenes de medios, incluyendo CNN Turquía, mostraron ambulancias circulando alrededor de la escena. Un testigo dijo a CNN Turquía que se escucharon disparos desde el estacionamiento del aeropuerto. Taxis transportaban a los heridos desde la terminal aérea, agregaron.

Videos registrados por usuarios de Twitter también dan muestra de taxis transportando a los heridos desde el terminal aéreo.

Las autoridades detuvieron el despegue de vuelos desde el aeropuerto y enviaron a los pasajeros a hoteles, dijo un funcionario de Turkish Airlines. Un ejecutivo del aeropuerto había informado antes del desvío de vuelos hacia la terminal.

Turquía ha sufrido una serie de ataques con bombas este año, incluyendo dos de suicidas en zonas turísticas de Estambul atribuidos al Estado Islámico, y dos coches bomba en la capital, Ankara, que fueron reivindicados por un grupo militante kurdo.