Epidemiólogos del  Minsa se comunicaron con el compañero Ronaldo Gutiérrez, funcionario de INPESCA y miembro de la Comisión Nacional de Florecimiento de Algas Nocivas (CONAFAN) quien informó que hasta el momento no existe presencia de la marea roja en nuestras costas.

Las acciones tomadas por el MINSA obedecen al reporte de que las costas salvadoreñas están afectadas por una nueva marea roja, que ha obligado al Ministerio de Medio Ambiente de esa nación a decretar alerta verde y establecer una veda para el consumo de algunos alimentos marinos en todo el país.

“Desde hoy, y por tiempo indefinido, está prohibida la extracción, comercialización y consumo de ostras de piedra y japonesa, mejillones, almejas, caracoles marinos y abulones” reza una comunicación emitida por la entidad salvadoreña.

El monitoreo que se hace a nuestras costas nicaragüenses, incluye visitas a las playas por parte de funcionarios del MINSA, de INPESCA y pescadores artesanales.

¿Qué es la marea roja?

De acuerdo al sitio web www.lareserva.com, la marea roja o "hemotalasia" (hematos=sangre y thalasos=mar), es un fenómeno que produce un cambio en la coloración del mar debido a la proliferación de millones de diminutas algas. Aunque en la antigüedad se lo relaciono exclusivamente con algas de color rojo, en la actualidad se utiliza ese término para cualquier proliferación masiva de algas.

Entre los diversos organismos responsables de mareas rojas, los más comunes son los dinoflagelados. Estos diminutos organismos son capaces de sintetizar potentes biotoxinas. Los dinoflagelados forman parte del alimento de moluscos bivalvos (cholga, vieira, mejillón, almeja, etc.) y gasterópodos (caracoles).