El Comisionado Mayor Roberto Kraudy, Director de la Policía Nacional de Tránsito, brindó un nuevo informe del Plan Nicaragua Mejor que se desarrolla en todo el país, con el objetivo de seguir evitando accidentes y particularmente muerte en las carreteras.

“Seguimos cumpliendo el mandato de nuestro Jefe Supremo en ordenar y agilizar el tráfico vehicular en los 178 puntos de control en el país y brindar más y mejor seguridad”, indicó el jefe policial.

Durante la noche del sábado y madrugada del domingo pasado, la Policía de Tránsito detuvo a 28 motociclistas, de estos 20 andaban en total estado de ebriedad, cinco no portaban circulación y tres andaban sin casco. También se detuvo a 47 conductores de vehículos, de estos 44 andaban ebrios, uno no portaba circulación, 2 por obstruir con sus vehículos el tráfico. En total se trasladaron a la unidad policial a 75 conductores en unos 8 puntos de control.

En el periodo señalado se multaron a 830 conductores, de estos 299 invadieron carriles, 266 desatendieron las señales de tránsito, 142 por hacer giros indebidos, 47 por no portar cascos de seguridad, 39 por obstruir libre circulación y 37 por adelantar en línea continua.

Durante el periodo del 20 al 26 de junio, la Policía Nacional realizó campañas efectivas sobre hábitos seguros y responsable en la conducción, “no basta solo conducir, sino movilizarse con seguridad y responsabilidad para proteger las vidas”, insistió González.

“La campaña Educación vial ha pasado a las calles y carreteras, la solución Somos Todos, trabajando juntos para fortalecer una cultura de prevención vial, que contribuya a proteger la vida y disminuir los accidentes de tránsito y sus tragedias”, recalcó.

Imparten seminario para evitar accidentes

Recientemente la policía desarrolló el seminario “La Seguridad Integral de las Personas, Familias y Comunidades en Circulación en la vía pública, sin riesgo como conductores o peatones” en 15 Cabeceras Departamentales y particularmente en 120 municipios donde participaron 1,200 personas y unos 124 oficiales de policías.

“El propósito es la protección de la vida, para que desde cada hogar y comunidad sean capaces de contribuir al fortalecimiento de la seguridad vial”, dijo González.

Reiteramos el llamado a la población nicaragüense a respetar las Ley de tránsito para evitar hechos lamentables. El jefe policial recomendó caminar, transitar o manejar vehículos con prudencia, no conducir bajo los efectos de alcohol, respete los límites de velocidad y las señales de tránsito, use el cinturón de seguridad y casco para conductores y pasajeros de motos, a los peatones caminar por las aceras y cruzar las calles con precaución y sobre todo evitar distracciones al momento de conducir.