Ante las epidemias no se puede bajar la guardia, y por esta razón el Ministerio de Salud (Minsa) continúa desplazándose por los diferentes barrios y comunidades sin dar tregua en la lucha contra el mosquito transmisor del dengue, el zika y el chikungunya.

Como porta de esta labor de amor a la vida, brigadistas del Minsa llegaron hasta el barrio Santa Ana Sur, del Distrito II de Managua, en donde fumigaron 900 viviendas, así como también las alcantarillas, basureros y demás espacios verdes, que son potenciales criaderos de mosquitos.

De acuerdo al doctor Freddy Suárez, subdirector del Centro de Salud Sócrates Flores, esta labor se está realizando de manera periódica en cada uno de los barrios de este distrito capitalino.

“Seguimos con las acciones integrales, orientando a la población que siga haciendo esa actividad muy importante, porque si no hay criaderos no habrá mosquitos”, explicó.

Suárez estacó así mismo que cada vez hay más conciencia en la población de que sólo con buenos hábitos de limpieza se pondrán erradicar enfermedades como esta.

Otro aspecto que saludó es ya son pocas las familias renuentes a permitir el ingreso de las brigadas de salud a sus viviendas.

“La población ha sido más activa, está consciente del problema. También hemos estado hablando de la basura, hemos hecho asambleas en los barrios y la población está consciente de la situación”, expresó.

La ciudadana Maribel Domíguez dijo estar clara de todo ello. “Si nosotros no mantenemos limpias nuestras casas, no hacemos nada. Hay que mantener limpio para que no haya enfermedades”, aseguró.

No menos clara de ello se mostró María del Carmen Martínez, quien refirió que no se debe bajar la guardia nunca.

“Hay gente que parece no importarle las enfermedades, ese el chikungunya, el dengue, el zika, pero eso es muy peligroso sobre todo para los niños y los ancianos, que son los más débiles”, afirmó.