El presidente ejecutivo de la campaña a favor del brexit, Matthew Elliott, señaló que no existe necesidad de apresurar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), y que es propicio iniciar primero una ronda de negociaciones informales para establecer un acuerdo completo respecto a las futuras relaciones que entable este país con el bloque comunitario.

"No pensamos que exista la necesidad de invocar rápidamente el artículo 50", expresó Elliott, presidente de Vote Leave, en referencia al Tratado de Lisboa.

"Es mejor que se asienten las cosas durante el verano y en ese tiempo se produzcan negociaciones informales con otros estados", indicó.

Elliott además explicó que este acuerdo completo sobre la salida de Reino Unido debe incluir todos los aspectos de la relación entre la UE y Gran Bretaña, y que en él se debe dejar en claro los nuevos parámetros en torno a la contribución británica con el bloque comunitario, al acceso al mercado único, a los acuerdos de extradición y a el denominado "pasaporte" para los servicios financieros.

"No existe motivo por el cual no se pueda establecer un acuerdo sensible para que el pasaporte continúe en vigor", expresó al respecto.

UE mete prisa al brexit

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, declaró que quería comenzar de inmediato a negociar la salida de Reino Unido del bloque.

Este parecer también lo comparten los seis países fundadores del bloque comunitario Alemania, Francia, Holanda, Italia, Bélgica y Luxemburgo.

Tras instar a los 27 miembros de la UE restantes a no entrar en histeria, en depresión o en inacción, les pidió que se esforzaran en el intercambio para dar respuesta a las preguntas suscitadas por las nuevas circunstancias y se prepararan para "defender" y "reforzar" a Europa.

Para Steinmeier los temas prioritarios a atender en el bloque son la crisis de refugiados, la crisis del empleo en el sur y la seguridad con respecto a amenazas terroristas.

En el referendo celebrado este 23 de junio, los británicos han votado a favor de salirse de la Unión Europea. De acuerdo a los resultados finales, el triunfo de brexit fue de 52 por ciento, frente al 48 por ciento que optaba por la permanencia. En los próximos días, los líderes de Gran Bretaña y de Europa deben negociar los términos para la salida.

Entre tanto, la economía británica ya empezó a sentir los efectos. La libra esterlina ha tenido una caída histórica frente al dólar. Al respecto, los políticos a favor de la salida creen que esto beneficiará las exportaciones del país y, por consecuencia la economía.