Los presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladimir Putin, sostuvieron este sábado una reunión en Pekín esto con la intención de firmar acuerdos bilaterales.

“Rusia y China tienen puntos de vista muy cercanos e incluso prácticamente idénticos en la escena internacional”, afirmó Putin, en su cuarto viaje a China desde que Xi fue nombrado presidente en 2013.

Señaló que sus discusiones con Xi conversaron sobre “el refuerzo conjunto de la lucha contra el terrorismo” y sobre el expediente nuclear norcoreano, la situación en Siria y la estabilidad en el mar de China Meridional.

Los dos países comparten, entre otras preocupaciones geoestratégicas, un marcado recelo hacia Estados Unidos. Suelen votar de forma similar en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde ambos tienen derecho de veto, muchas veces en oposición a los otros miembros permanentes, en asuntos como el conflicto sirio.