Un legado imperecedero de lucha, amor a la Revolución Sandinista y solidaridad con el prójimo, dejó el compañero Justo Román González, quien destacó en la Insurrección de Monimbó (1978), combatiendo con su máscara de cedazo y bombas de contacto en mano, en ofensiva contra la genocida Guardia Somocista.

Familiares, amigos y militantes históricos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) lo velaron la noche de este viernes, en su casa de habitación en el popular barrio Monimbó de Masaya, donde falleció el 24 de junio, producto de una grave enfermedad.

El Alcalde de Masaya, compañero Orlando Noguera, destacó al compañero Justo Román González, como un combatiente histórico de Monimbó que ha dejado esa huella imperecedera; una foto con una bomba de contacto, que dio la vuelta al mundo.

“Era parte de la familia de la Alcaldía de las Familias y Comunidades de Masaya, y nos ha dejado un legado de mucha valentía, heroísmo, dedicación a su familia, militante del Frente Sandinista, expresó el alcalde.

Justo Román González

Acompañó segundo proceso revolucionario

Indicó que el compañero Justo siempre trabajó junto con nuestro Presidente Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, en este proceso, en este modelo de Fe, Familia y Comunidad; fortaleciendo la construcción de esta Nicaragua Cristiana, Socialista y Solidaria.

“Nosotros hemos estado cercanos a la familia, y cercanos a él en apoyo al tratamiento médico, que desde nuestro Hospital Militar, con instrucciones del Comandante Daniel se le facilitó atención médica, y estamos muy sentidos con este fallecimiento”, dijo Noguera.

El combatiente histórico, Ofilio Antonio Ortiz, valoró a don Justo como una persona muy destacada en la Insurrección de Monimbó, siendo parte de táctica de combate, con apenas 18 años.

“Fue un buen combatiente, y entregado a la causa revolucionaria. Su legado que deja es que sigamos siempre la lucha, apoyando al Comandante Daniel Ortega, echando a andar a esta Nicaragua, que tantos frutos ha tenido solo con este proceso revolucionario”, expresó.

Vela Justo Román González

La juventud debe retomar su legado de lucha

Manifestó que gracias a la lucha de estos grandes héroes, como lo es Justo, es que ahora los jóvenes están gozando de esta libertad, progreso, y grande avances en materia de educación, salud y deporte.

“Que sigan el ejemplo esta juventud, de este compañero Justo, quien estuvo preso por la guardia. Quiero decirles a los jóvenes, que sigan el ejemplo de lucha del compañero Justo, por esta gran Revolución”, reiteró.

Con lágrimas en sus ojos, Ofilio recordó a Justo, con mucho dolor, como un hombre grande, hermano de lucha.

“Nunca claudicó; estuvimos en los frentes de guerra; en las líneas de combate, hicimos las bombas de contacto. Y en este segundo proceso de la revolución, al frente de importantes tareas en bienestar del pueblo de Masaya”, sostuvo.

Vela Justo Román González

Luchó por la libertad de Nicaragua

Por su parte, el compañero Miguel Alfredo Manzanares (conocido como Belelo), refirió que siempre Justo será para él un gran héroe.

“Hoy he sentido mucho la muerte del compañero Justo Román, quien fue protagonista de las máscaras de cedazo y las bombas de contacto. Junto a él, salí en una foto que se hizo famosa, y dio la vuelta al mundo”, refirió.

Este compañero, al asistir a la vela la noche de este viernes, recordó aquellos tiempos de lucha, en el que Justo, tuvo que sacrificar su juventud, por salir en defensa de la patria, secuestrada por la dictadura somocista.

“Esos días eran arduos, todos los días caían los compañeros, hermanos de Monimbó. Fue una lucha dolorosa, porque a diario amanecían compañeros torturados. Pero logramos salir adelante, y hoy gozamos de esa larga lucha, tenemos calles, agua, energía eléctrica, pero sobre todo a un Presidente (Daniel Ortega) que lucha por su pueblo”, valoró.

Vela Justo Román González