El Directorio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (MINSA), firmaron este viernes un importante acuerdo de cooperación por un monto de 45 millones de dólares, el cual apunta a fortalecer el Modelo de Salud Familiar y Comunitario en el Caribe Norte, Jinotega, Matagalpa y municipios del llamado Corredor Seco.

La Directora de Cooperación Externa del Minsa, compañera María Ángeles Boedecker, informó que fue el mismo Presidente Daniel Ortega quien gestionó este préstamo, para fortalecer la salud comunitaria, principalmente de las mujeres y la niñez de estos municipios rurales de difícil acceso.

Informó que el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, también ha dispuesto una contrapartida por un monto de 58 millones de dólares, para seguir fortaleciendo este modelo de salud familiar y comunitaria.

Detalló que con este convenio, se desarrollará el Programa de Salud en Municipios Rurales, donde se mejorará significativamente la atención hospitalaria, y se contempla la construcción de tres hospitales primarios y la rehabilitación de varios centros de salud.

El doctor Carlos Cruz, Director de Servicios de Salud del Minsa, detalló que este programa también apunta a fortalecer la formación y capacitación de brigadistas de primeros auxilios, parteras y líderes de los Gabinetes de la Familia, quienes apoyarán este modelo de salud.

"La prioridad es la atención fortalecida a las mujeres y la niñez. El programa también va a apoyar información, consejerías y exposición de métodos de planificación, nutrición y cuidados del embarazo" precisó.

De acuerdo al convenio, también se establece seguir fortaleciendo a las comunidades rurales, con la costrucción y mantenimiento de las Casas Maternas, donde las mujeres pueden tener sus partos asistidos en unidades de salud, acompañadas de sus parteras o algún familiar.

"Hay acciones para la niñez, como la nutrición y programas de alimentación.  Además se seguirá reforzando el Programa Amor para los Más Chiquitos; y la estimulación temprana", dijo el doctor Cruz.

El programa, en lo general, fortalecerá el modelo de salud a más de 75 mil familias, entre ellos 348 mil 38 niños; así como la protección de la vida de los y las nicaragüenses de estas zonas rurales, a través de las acciones de lucha contra las epidemias.