El juez Octavio Rothschuh declaró culpables por los delitos de crimen organizado, transporte internacional de estupefacientes y lavado de dinero, a los 5 acusados que son miembros de la banda conocida como los Caciques, vinculados a la organización criminal de Los Zetas.

El juez Rothschuh dijo que "indudablemente bajo la prueba que ha sido sostenida en este juicio y que bajo las características que conoce la autoridad judicial en la constancia de juzgar en uno de los casos mejores construidos por el ministerio público para la probancia. Con ello determino  que bajo la prueba argumentada por el ministerio público, la prueba sustentada, vertida en este juicio oral y público, demuestra la culpabilidad en cada uno de los ciudadanos acusados en los tipos penales que provisionalmente ha calificado el ministerio público y así lo califica la autoridad judicial".

El Ministerio Público solicitó al juez que imponga las penas de la siguiente manera:

Para el acusado Llendy Pérez Pérez se solicitaron 33 años de cárcel; Katia Corella, 12 años; Ninoska Bonilla y Aryilia Bonilla, 15 años para cada una; y Carlos Carbonero, 33 años.

La procuraduría por su parte señaló que existen agravantes de los tipos penales juzgados por lo tanto solicitó las siguientes penas:

Para el acusado Llendy Pérez Pérez solicitó 52 años de cárcel; Katia Corella, 19 años; Ninoska Bonilla y Aryilia Bonilla, 16 años para cada una; y Carlos Carbonero, 52 años.

El juez notificará por medio de autos el día para la lectura de la sentencia.