De acuerdo con la teoría de la  física de la descomposición de la luz blanca, cada vez que un rayo de luz atraviesa una pequeña gota de agua en suspensión en la atmósfera, este sale refractado mostrando todos los colores que componen la luz visible, eso fue lo que ocurrió la tarde del martes en Nicaragua.

Recordemos que el sol estaba descendiendo, ya para ocultarse, al caer la tarde, entre 4 y 5. A esa hora, teníamos nubes cumulonimbos de gran altura o nubes de desarrollo vertical (con topes aproximado de 33.000 pies de altura), principalmente en el Oeste/Noroeste del Pacífico  y en la posición que tenía el sol a esa hora, sus  rayos  iluminaron la parte alta o el tope de las nubes cumulonimbos, lo que permitió que estos se refractaran en las gotas de agua, y que algunas de estas gotas pudieron ser pequeños cristales de hielo y se produjo la refracción o dispersión de la luz, y como resultado la gama de colores llamativos que se observaron alrededor de las nubes en la parte superior, como en forma desordenada, lo que con el paso del tiempo se fue disipando. El color oscuro  de las nubes, es normal, se trata de nubes de desarrollo vertical (CB) que es normal.

Este fenómeno se pudo apreciar mejor en algunos departamentos del pacífico de Nicaragua como Managua, Masaya y probablemente en el Occidente.

¿Qué es la Aurora Polar?


Es un fenómeno en forma de brillo o luminiscencia que aparece en el cielo nocturno, usualmente es visible en las latitudes medias y altas de ambos hemisferios (norte y sur). Las formas y los colores de estos 'fuegos pirotécnicos' naturales se observan con frecuencia en las noches despejadas. En el hemisferio norte se conoce como aurora boreal, y en el hemisferio sur como aurora austral. No hay diferencias entre ellas.

Este fenómeno se produce cuando pequeñas partículas muy energéticas, originadas en el Sol, alcanzan la atmósfera de la Tierra. La emisión de luz se produce entre 100 y 400 kilómetros y se debe a los choques del viento solar. El tono verdoso, el más común de todos, se produce cuando el viento solar, compuesto en su mayoría por electrones, choca con átomos de oxigeno.

Las auroras polares son más conocidas en el hemisferio norte, debido a que hay más ciudades en esas latitudes y cercanas al círculo ártico. Finlandia es uno de los mejores sitios para verlas. Las ciudades del sur, como las australianas o las chilenas, están más alejadas del círculo antártico.

¿Qué es el Arcoíris?

Es un fenómeno óptico y meteorológico que produce la aparición de un espectro de luz continuo en el cielo cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas partículas de humedad contenidas en la atmósfera terrestre. La forma es la suma de un arco multicolor con el rojo hacia la parte exterior y el violeta hacia la interior. Menos frecuente es el arco iris doble, el cual incluye un segundo arco más tenue con los colores invertidos, es decir el rojo hacia el interior y el violeta hacia el exterior.

A propósito de cambios, este 22 de septiembre tiene lugar el equinoccio de otoño en el hemisferio norte

Este próximo 22 de Septiembre de 2012 a las 14:49 UTC (08:49 h.l.) tiene lugar el “Equinoccio de Septiembre”. En el Hemisferio Norte es llamado “Equinoccio de Otoño” y marca el paso del verano al otoño.

El Equinoccio es el momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra (excepto en los polos). Ocurre dos veces al año: en Marzo (Equinoccio de primavera) y Septiembre. El equinoccio de otoño puede darse, a lo sumo, en cuatro fechas distintas (del 21 al 24 de septiembre). A lo largo del siglo XXI el otoño se iniciará en los días 22 y 23 de septiembre Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

En el Hemisferio Sur, en septiembre es llamado “Equinoccio de Primavera” y marca el paso del invierno a la primavera y en Marzo, es llamado “Equinoccio de Otoño”.