La nicaragüense Allison Pamela Molina Galeano (26 años) denunció este martes públicamente al doctor David Páramo, quien le haría, el 18 de julio de 2014, una mamoplastía pero que de forma negligente terminó causándole un pleura pulmonar o perforación en el pulmón izquierdo.

Molina narró, la tarde de este martes, su trágica historia al someterse a esta cirugía que casi le arrebata la vida tal como pasó con Lizandra Jarquin González, quien falleció el pasado 17 de junio al ser intervenida por el doctor Páramo en el Hospital Salud Integral de Managua tras realizarle una lipoescultura y aumento de glúteos.

Allison se presentó en un hotel capitalino, junto a sus abogados Elías Soto y Eduardo Fernández, para hacer la denuncia de forma pública ante los medios de comunicación, solidarizándose de esta forma con la familia de Lizandra y otras víctimas que aún guardan silencio por temor o vergüenza a ser señaladas.

Acusarán por la vía penal al doctor

El doctor Soto, expresó que acusarán al doctor David Páramo, por lesiones imprudentes y por lesiones psicológicas graves contra la joven Allison.

La joven, quien presentó ante los medios varias fotos de su operación fallida, de forma nerviosa durante la conferencia de prensa relató que el doctor David Páramo, pese a que le haría una operación de mamas, le dijo que se desnudara y le tocó las nalgas; haciendo clara alusión a una forma de abuso sexual.

Allison detalló que fue un 14 de julio de 2014, que tuvo la consulta con el doctor Páramo.

“Fue algo imprudente de mi parte, porque no investigué sobre él. Me dijo que la cirugía costaba 2 mil 800 dólares; pero le comenté que también me quería hacer una cirugía plástica en la nariz, y me dijo que por todo me costaba 3 mil 500 dólares. Le dije que solo me haría la mamoplastía, y le pagué 2 mil 500 dólares”, puntualizó.

Explicó que para realizarle la cirugía, el docto Páramo le dijo que se hiciera antes solo un examen de sangre y uno de orina.
“El doctor en ningún momento me dijo cuáles eran las consecuencias al estarme sometiendo a una cirugía de este tipo; y me dijo que estaba en las mejores manos del mundo”, refirió.

Detalló que en ese momento se sintió un poco incómoda, porque ya le había pagado. Pero el doctor le dijo que quería verla otra vez desnuda.

“Me tomó fotos, y hasta me tocó las nalgas. Y me preguntó si eran operadas. Yo le dije que no. Yo le pregunté por qué me tocaba las nalgas, si era de los pechos que me iba a operar. Y me dijo que solo era para ver la simetría de mi cuerpo, y ponerme el tamaño exacto”, relató.

Tras la operación, tuvo dificultad para respirar

Indicó que fue el 18 de julio, cuando el doctor Páramo la operó.

“Cuando yo entro a la sala de operaciones en bata, él llegó y me preguntó que cómo me sentía, y yo le dije que estaba nerviosa. Cundo yo salí de la operación, el me preguntó cómo me sentía, y yo le dije que tenía dificultad para respirar. Me dijo que era algo normal, porque tenía algo nuevo en mi cuerpo, y lo estaba asimilando”, expuso.

Allison, manifestó que, tras la operación, el doctor Paramo le dijo a su hermana que todo había salido bien en la cirugía, y que iba a tener una pronta recuperación.

“Yo le dije a mi hermana que yo me sentía rara, que sentía que algo había salido mal. Entonces mi hermana se preocupó, y me dijo que nos regresáramos al hospital. El doctor me dijo que me hiciera una placa en el Hospital Salud Integral”, anotó.

Explicó que ya cuando estaba en el hospital, llegó con problemas respiratorios, y el doctor Páramo le dijo que había tenido “un problemita”, al separar el músculo. Dijo que el músculo era muy delgado.

“Dijo que cortó un poquito más el músculo, pero que suturó la herida. Dijo que iba a tratarme un especialista. El doctor le dijo a mi hermana que tenía un neumotórax, y que tenía el 90% del pulmón comprimido”, relató.

La sometieron a una segunda operación urgente

Allison explicó que conferencia de presa, que el doctor le dijo que le iba a dar un paro respiratorio, porque los pulmones iban a colapsar.

“Me dijo que tenía me meterme urgentemente a cirugía para meterme un tubo y drenar el aire; porque si no iba a morir. Yo me puse a llorar, mi hermana estaba devastada. Pero el doctor me dijo que no llorara, porque se me iba a comprimir más rápido el pulmón”, narró.

Tras la segunda operación, Allison dijo que se sentía acabada física y emocionalmente.

“Estaba mal. Las heridas que me dejó fue como que había partido a un chancho. El no tiene siquiera el arte para hacer una herida. Lo peor que todavía al final, me dijo que le restaba 100 dólares. Entonces yo se los pagué”, recordó.

No le dieron ningún expediente clínico

Relató que en ese momento, el doctor Páramo le dijo que durante la operación si músculo se rompió completamente, por lo que era muy delgado.

“Me dijo que no estaba anatómicamente bien, para ponerme los senos. Mi hermana pidió el expediente, y ya no estaba el expediente en el hospital. Quería una epicrísis para poderla presentar en mi trabajo, pero él no me dio epicrisis; no me dio nota operatoria”, anotó.

Allison Molina, al finalizar de contar su trágica historia, dijo ante los medios de comunicación que pide justicia, y que el doctor David Páramo le pague todo el daño causado en esta cirugía.

El abogado de Allison, el doctor Elías Soto, indicó que el doctor Páramo omitió informarle a su defendida, cada una de las consecuencias que puede haber en este tipo de operaciones.

“No se aseguró que el cuerpo de Allison fuera óptimo para este tipo de operaciones. Le provocó la lesión; y la envió a su casa a las 10 de la noche, tras la operación. Quien presenta una complicación pulmonar, tiene que estar de 10 a 12 horas en observación; y él a pocas horas de haber terminado la operación, la mandó a su casa”, expuso.

Fiscalía y Policía Nacional investigan caso

Explicó que la Fiscalía, de una manera ágil, el 25 de febrero de 2015, orientó a la Policía del Distrito II de Managua, que se realizaran las investigaciones.

“La Policía entregó este expediente de Allison, al Ministerio Público, el 10 de junio de 2016. Durante esta investigación se hizo una denuncia ante el SILAIS Managua, para que se hiciera una auditoria. El SILAIS, emitió sus conclusiones, y se refleja el mal actuar del doctor”, indicó.

El abogado, sostuvo que Allison fue valorada por especialistas del Instituto de Medicina Legal; y recomendaron que se valorara psicológicamente.

“El día de hoy tuvimos una entrevista con la representante del Ministerio Público, y ella nos planteó que las acusaciones contra el doctor Páramo, ya están proyectadas; y que en los próximos días se iba a presentar ante los juzgados”, agregó.