Estudiantes del turno vespertino del Instituto Rigoberto López Pérez respondieron efectivamente ante la alarma que se activó por la ocurrencia de un sismo de 7.2 grados de magnitud en el Pacífico nicaragüense.

En el ejercicio participaron más de 700 estudiantes y docentes que evacuaron las instalaciones hacia las zonas de seguridad en un tiempo de 1 minuto 40 segundos.

Roger Salgado, director del Colegio Rigoberto López Pérez, señaló que la comunidad educativa de ese centro de estudios ha sido capacitada para actuar en el caso de cualquier incidencia sísmica.

"Tenemos más de 700 alumnos que se evacuan del turno vespertino, estamos preparados para contrarrestar cualquier situación que se pueda presentar como en este caso un sismo de alta magnitud. El ejercicio lo desarrollamos en un tiempo de 01:40 minutos", indicó.

Señaló que todos los estudiantes atendieron los llamados, siguiendo las recomendaciones para salir sin causarse daños y ubicándose en los lugares seguros.

"Tenemos un total de 5 brigadas las cuales están activadas, están son las brigadas contra incendios, brigada de primeros auxilios, brigada sicosocial, brigada de evacuación y brigada de seguridad", indicó Salgado.

Para los estudiantes que participaron en el ejercicio, este tipo de acciones preparan mejor a todos los alumnos para responder ante situaciones que se pueden presentar en cualquier momento.

Gabriel Centeno, estudiante de 5to año, explicó que "nosotros ya conocemos las rutas de evacuación y cómo debemos reaccionar ante estas situaciones, porque tenemos un plan que hemos trabajado para este tipo de emergencias".

María Eugenia López, también estudiante de 5to año, dijo que los ejercicios de prevención son importantes porque preparan a los jóvenes para enfrentar una situación real.

"Antes yo no sabía qué hacer en caso de un sismo, me daba mucho miedo, pero ahora sé que lo importante es mantener la calma, buscar una salida segura a un lugar seguro y mantenerse en calma sobre todo", explicó.

Juan Alberto Romero, estudiante de 4to año, mencionó que él es miembro de la brigada de evacuación. "Desde el punto de vista de todo lo que hemos aprendido considero que fue un buen ejercicio, porque reafirma nuestros conocimientos. Creo que cada vez que hacemos estos ejercicios aprendemos algo nuevo y eso es importante porque ese conocimiento nos puede salvar la vida", señaló.