El representante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alvarado, reiteró el respaldo del Gobierno nicaragüense, que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra, hacia la iniciativa de los ex presidentes de España, República Dominicana y Panamá, encaminada a la reapertura del diálogo entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y la oposición.

El diplomático nicaragüense señaló que es el pueblo soberano de Venezuela quien debe dirimir sus propios asuntos internos, por tanto la última palabra la tienen ellos, y que el foro adecuado para abordar tan importante temática es UNASUR.

“Todos los esfuerzos que se puedan hacer en esta dirección serán esfuerzos bien intencionados encaminados hacia ese objetivo, y como organización obviamente debemos abocarnos a apoyar todos los esfuerzos encaminados a la paz, a la búsqueda del diálogo efectivo y sobre todo en no convertirnos en sensores o desestabilizadores de Gobiernos legítimamente constituidos en Venezuela”, declaró el representante.

Añadió que las propuestas que resulten de algunos estados miembros de la OEA deberán contar con la aprobación del Gobierno venezolano.

“Queremos, como país amante de la paz y el respeto a la soberanía de los Estados, invitar a los estados miembro de la organización a que trabajen realmente por la búsqueda de la paz, el respeto a la soberanía y la integridad de las naciones y no se embarquen en dinámicas desestabilizadoras en contra de Gobiernos legítimamente constituidos de la región”, puntualizó.