El Mercado Oriental continúa mejorando sus mecanismos de preparación ante eventos de desastres. Eso se evidenció este martes cuando en pocos minutos y de manera coordinada, se realizó el Ejercicio Nacional de Protección y Salvaguarda de la Vida ante Amenazas Múltiples.

En éste participaron los comerciantes, el Sinapred, la gerencia general, la Policía Nacional, los bomberos y los colegios aledaños, todos comprometidos con responder de una manera eficiente al momento de que se presente una situación real.

Hay que señalar que este tipo de ejercicios son de vital importancia en el Oriental, dado que es el mercado más grande de Centroamérica.

De acuerdo a la gerencia, ahí laboran diariamente 13 mil comerciantes fijos, 3 mil ambulantes y un 2 mil 500 eventuales. A ello hay que sumar las decenas de miles de personas que llegan a efectuar sus compras.

La preparación previa a este ejercicio ha sido tan buena que actualmente los comerciantes y la gerencia tienen organizadas varias brigadas de respuesta, como también definidas las 20 rutas de evacuación.

Jorge González, Presidente de la Asociación de Comerciantes, consideró que todos estos simulacros han servido para que hoy un 90% de los comerciantes estén preparados.

“Ahorita no estamos como hace 8 años, cuando estábamos perdidos, que no sabíamos nada. Hoy en día tenemos sirenas, tenemos brigadas de escombreo, brigadas de rescate”, manifestó.

Algo que hay que destacar es que hay conciencia de que este es un modelo que debe seguir siendo fortalecido y acoplado a los nuevos retos que implica un país propenso a los desastres.

Segundo Alberto Cuadra, Coordinador de las Brigadas de Respuesta en el Oriental, expresó que efectivamente hay todo un aparato de trabajo detrás de cada ejercicio, como también un estrecho vínculo institucional para salvaguardar vida y bienes.

“Nosotros estamos preparados, trabajamos en físico, los comerciantes, los colegios, la gente que nos visita, para al momento que se presente un desastre. Tenemos todas las rutas de evacuación bien definidas”, aseguró.

Ante este tipo de eventos, el plan de respuesta contempla la división del mercado en tres zonas de acción en donde las brigadas locales y las instituciones de Gobierno deberán actuar.

“Todos debemos estar alertas a estos simulacros porque es aquí donde estamos aprendiendo”, subrayó Huguette Vega Mayorga, vice gerente del Mercado Oriental.