El patriota nicaragüense Alejandro Selva fue sepultado en el Monumento-Panteón a los Héroes de Luperón de 1949, en República Dominicana.

Este domingo se cumplieron 67 años del desembarco guerrillero en que Selva, originario de Nicaragua, la Patria de Augusto C. Sandino, y se la considero la ocasión propicia para llevar sus restos a descansar en el panteón de los héroes y mártires de aquella gesta.

El cuerpo del nicaragüense Alejandro Selva, que fue encontrado en septiembre de 2015 en un predio agrícola en Luperón, en la atlántica provincia de Puerto Plata, recibió los honores militares y fue sepultado en el Cementerio Nacional de la Máximo Gómez, en el panteón donde descansan los demás mártires y héroes de aquel desembarco contra el régimen del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

El 27 de septiembre del año pasado fueron recuperados los cadáveres de George Scruggs y Alejandro Selva. Los restos del estadounidense fueron trasladados por su hijo a su país natal.

“Encontrar el último de los expedicionarios que permanecía perdido, no solo es un acto de deber cumplido, también tiene un gran significado para todas aquellas familias que todavía tienen seres queridos desaparecidos”, expresó la directora del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana.

Dijo que el hecho de que 67 años después de aquella expedición se hayan encontrado los restos de Alejandro Selva y George Raymond Scruggs y darles sepultura, es una de las cosas más importante en la lucha del derecho a la verdad, a la memoria y la justicia del pueblo dominicano. En el acto estuvieron presente el embajador de Nicaragua, Nelson Artola; la presidenta de la Fundación Héroes de Luperón 1949, Iliana Ornes, y otros historiadores.