En declaraciones a los medios de prensa, el diputado Walmaro Gutiérrez explicó que cada una de las acciones del banco tiene un costo de 10 mil dólares, con lo cual se totaliza un aproximado de 306 millones de dólares en capital suscrito.

Sin embargo, Gutiérrez aclaró que “lo que nosotros realmente  debemos invertir para la capitalización del BCIE  son 10 millones de dólares (del capital pagadero que se calcula en poco más de 76 millones de dólares)  que van  a estar distribuido en 2.5 millones de dólares a razón de 4 años, del 2012 al 2015, para garantizar la participación accionaria incremental de Nicaragua en este Banco”.

El diputado manifestó que Nicaragua está interesada en continuar siendo socia del BCIE, por los enormes beneficios que el país ha tenido por parte de esa institución financiera.

“Solamente desde el año 2007 al 2012  se han canalizado más de 324  millones de dólares del BCIE para  proyectos estratégicos para el país, especialmente para electrificación, salud, educación, compra de buses, y proyectos en el Caribe. Es  un efecto neto de ganancia para Nicaragua mantener y preservar  su participación en el capital accionario  del BCIE”, afirmó Walmaro.