Más de 180 madres de héroes y mártires fueron acompañadas por miembros de la Juventud Sandinista 19 de Julio, durante un servicio religioso que se ofició en la Iglesia San Judas Tadeo, de Managua, en memoria de sus hijos que son héroes y mártires caídos en la gesta conocida como "Repliegue Al Vapor".

La actividad religiosa está enmarcada en la jornada del 37 aniversario del triunfo de la Revolución. "Es una misa que año con año nosotros en este distrito celebramos en conmemoración a la caída de los héroes y mártires de nuestro distrito. Aquí convergen las madrecitas de nuestros héroes de todos los barrios de nuestro distrito", explicaron los miembros de Juventud Sandinista.

"Aquí nos juntamos con ellas, aunque las atendemos sistemáticamente en las enfermedades y en todo, en este momento nos encontramos con ellas y nos juntamos para elevar una oración por esos compañeros y compañeras que dieron su vida por este proyecto que hoy es una realidad", señalaron los jóvenes.

Francisca Lechado, madre del héroe y mártir Tomás Antonio Padilla, quien cayó en la hacienda El Vapor a los 18 años, expresó con lágrimas su tristeza al saber que su hijo murió a temprana edad.

"Su pérdida se recuerda como el primer día para mí. En aquel momento solo sentíamos el dolor nada más de perder un hijo. Mi hijo era tan abnegado a mí", dijo doña Francisca notablemente conmovida.

Las madres recibieron rosas de parte de los jóvenes sandinistas y posterior a la Misa compartieron un momento de reflexión con las nuevas generaciones de jóvenes nicaragüenses.