La campaña de Hillary Clinton dijo que la candidata mantuvo una "discusión positiva" con su rival por la nominación presidencial, Bernie Sanders, sobre la campaña de primarias, el Partido Demócrata y "la peligrosa amenaza que supone Donald Trump para nuestra nación".

Clinton y Sanders se reunieron durante más de 90 minutos en un hotel de Washington, D.C., en la noche de las últimas primarias, en el distrito de Columbia. Clinton se impuso en la elección.

La ex secretaria de Estado felicitó a Sanders por su campaña y dijo que aprecia su fuerte compromiso para impedir un triunfo de Trump en las elecciones generales.

Un asesor de campaña de Clinton dijo que los dos políticos hablaron sobre "una variedad de temas progresistas" como el aumento de salarios, eliminar partidas de dinero no reveladas en política y reducir el coste de los estudios universitarios. Acordaron seguir trabajando en su agenda común.

Por su lado, Michael Briggs, portavoz de Sanders, dijo que los demócratas "tuvieron una discusión positiva sobre la mejor manera de atraer a más gente en el proceso político" y sobre la amenaza planteada por Trump.

Una de las primarias más sorpresivas en décadas llegó a su fin con dos virtuales ganadores: la demócrata Clinton y el republicano Donald Trump, ya inmersos en un duro enfrentamiento por la presidencia.

Sanders se ha rehusado a dejar la contienda hasta la Convención Demócrata en julio, por lo que no manifestó aún su apoyo a Clinton, pero dijo que desea hacer todo lo que pueda para derrotar al probable candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, el próximo noviembre.