Seis personas murieron y otras diez permanecen desaparecidas por inundaciones, avalanchas y desprendimientos de tierras provocadas por las fuertes lluvias que azotan las provincias chinas de Guizhou, Hunan y Guangdong, informaron hoy autoridades locales.

Divulga la oficina del distrito de Jinping en Guizhou, suroeste del país, que cinco individuos fallecieron y cuatro continúan desaparecidos debido a intensas precipitaciones que sacudieron el distrito desde la noche del martes hasta la madrugada de este miércoles, alcanzando los 202 milímetros en algunas áreas.

Las tormentas causaron interrupciones en el tránsito, la electricidad y las telecomunicaciones y algunas viviendas fueron destruidas.

Por otra parte unos 10 mil residentes de 24 distritos en Guizhou permanecen desplazados. Los domicilios de 125 familias quedaron devastados y otras 300 sufrieron graves daños, de acuerdo con un comunicado dado a conocer por el departamento provincial de asuntos civiles.

Expertos estiman que las lluvias han provocado pérdidas económicas directas de 127 millones de yuanes (unos 19 millones de dólares).

En la demarcación de Guangdong murió una excursionista y tres miembros de su grupo fueron arrastrados por una tromba de agua repentina en la montaña Tianchi alrededor de las 14:30 (hora de Beijing), notificó la oficina de publicidad del distrito de Qujiang, que administra la montaña, en la ciudad de Shaoguan.

Aseguraron autoridades que más de 300 rescatistas se mantienen en las labores de búsqueda de los desaparecidos alrededor de la montaña, que experimentó lluvias torrenciales el domingo y el lunes.

También en la provincia de Hunan, se desconoce el paradero de tres residentes del distrito de Xiangtan luego que su hogar fuera sepultado por un desprendimiento de tierras este miércoles.