Durante la celebración de la Primera Sesión Plenaria 46 de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se lleva a cabo en República Dominicana, Nicaragua presentó su posición sobre los Acuerdos de Paris y otras resoluciones y declaraciones acordadas por el Consejo Permanente de ese organismo.

“El Gobierno de la República de Nicaragua no acompaña la mención a los llamados Acuerdos de Paris, debido a que se utilizaron procedimientos irregulares en su adopción por lo que Nicaragua protestó por el procedimiento antidemocrático de ataque al multilateralismo en la que no se consideró la posición de los países más vulnerables y se puso en crisis el proceso de negociación al desconocerse el planteamiento de responsabilidad histórica y de indemnización para los países que sufren los efectos del cambio climático sustentado por Nicaragua y otros países a fin de que los países mayores emisores de gases de efecto invernadero asuman la responsabilidad de mitigar los daños ocasionados sobre los pequeños países que han sufrido y sufren las consecuencias del cambio climático”, expresó el Embajador de Nicaragua ante la OEA, Denis Moncada Colindres.

El diplomático nicaragüense también hizo mención a la resolución aprobada por el Consejo sobre la Promoción y Protección de Derechos Humanos, calificando de inadmisible la práctica de un doble rasero que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se empeña en mantener en el Capitulo 4, inciso B) de su informe anual.

“Los criterios utilizados son subjetivos, politizados y discriminatorios, y no se corresponden con la función principal de promoción y protección de los derechos humanos que los Estados han asignado a este órgano, por lo que recomienda la eliminación de ese capítulo que contraviene las disposiciones establecidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos”, declaró.

Finalmente, Moncada Colindres afirmó que el Gobierno de Nicaragua está en desacuerdo con el primer párrafo preambular de la resolución Apoyo y Seguimiento al Proceso de Cumbres de las Américas que hace referencia a mandatos, decisiones e iniciativas emanadas de la V, VI y VII Cumbre de las Américas, dado que en esta los jefes de Estado y de Gobierno no aprobaron las declaraciones políticas que contenían a su vez los mandatos y las partes resolutivas de los ejes temáticos.