Las brigadas de fumigación y abatización del Ministerio de Salud, iniciaron la semana con una jornada de lucha antiepidémica en el barrio Sol de Libertad, en el Distrito VII de Managua.

En este barrio la población asegura que los brigadistas pasan cada 8 días y gracias a Dios ha disminuido la incidencia de los mosquitos.

Enrique Artola, jefe de fumigación del distrito VII, explicó que este lunes la brigada fumigó y abatizó 670 casas en el barrio Sol de Libertad.

"El mensaje a la población es que nos trate de abrir las casas, recogiendo las cortinas, sacando al abuelito, al chiquito y al pajarito para poderle fumigar correctamente a como es la técnica", indicó.

"El motivo de la fumigación es tratar de eliminar el zancudo adulto, y con referente a la abatización es la eliminación de los huevecillos que se producen en el agua retenida en llantas o calaches", señaló.

"Lo que se trata al matar al zancudo adulto es interrumpir el ciclo de vida. El zancudo para reproducirse necesita 12 días, nosotros pasamos cada 8 días y rompemos el ciclo de vida del mosquito", explicó Artola.

Por su parte los pobladores señalaron que las acciones de lucha antiepidémica han contribuido a disminuir la incidencia de los mosquitos y las enfermedades.

"Esto está perfecto, pasan cada semana y eso nos beneficia porque hay menos mosquitos y menos enfermedades", señaló Rosario Arana.

Esperanza Estrada, otra habitante del sector, explicó que a la par de las acciones del ministerio se realizan limpiezas en la calle, y en los patios de la vivienda, para evitar que los mosquitos se reproduzcan en cualquier cosa que les pueda servir de criaderos.

"Llantas, calaches, basura, todo lo que no sirva es necesario eliminarlo para no tener criaderos", señaló Estrada.

"En este tiempo de lluvia es necesario que las familias estemos ojo al Cristo para no darle lugar a los zancudos y evitar enfermedades, porque más vale prevenir que lamentar", dijo Alberto Rojas, miembro de los gabinetes de la familia en el barrio Sol de Libertad.