Desde el Hotel Intercontinental en Managua, se llevó a cabo la celebración del Día Nacional de Rusia, una fecha que es festejada por todos los ciudadanos rusos en el mundo cada 12 de junio.

La fecha conmemora la Declaración de la Soberanía Nacional de la Federación de Rusia, aprobada el 12 de junio de 1990 por el primer Congreso de los Diputados Populares de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFSR).

Con el hermano pueblo de Rusia, Nicaragua tiene una relación histórica luchando por un mundo más justo.

Las palabras de bienvenida las brindó el excelentísimo embajador de Rusia en Nicaragua, el señor Andrei Budáev.

“Hoy es fiesta nacional, la fiesta más importante en la vida política de mi país, 26 años atrás en el Kremlin fue aprobada la declaración sobre soberanía del Estado, es una fiesta joven relativamente, pero muy popular en la vida de nuestro país”.

“La historia de Rusia cuenta con más de 1,150 años, por eso tenemos días tan importantes como el Día de la Victoria, en la Gran Guerra Patria y la segunda guerra mundial, que se celebra el 29 de mayo; también hay otras fechas”.

En relación a la cooperación permanente que ha tenido Rusia con Nicaragua, el embajador Budáev, expresó que “tenemos una cooperación muy constructiva, positiva que se basa sobre sólidos fundamentos de las históricas relaciones de solidaridad y amistad en Nicaragua, es un desarrollo de lazos bilaterales en diferentes campos, tanto políticos, comerciales, económicos, en la esfera de la educación y cultural”, culminó el embajador quien manifestó que el pueblo ruso es un pueblo que ama mucho la vida.

El Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, compañero Jacinto Suárez, durante el encuentro entre estas dos naciones hermanas, comentó que el Comandante Carlos Fonseca Amador fue el primero que le habló a Nicaragua de Rusia.

“Rusia y Nicaragua tienen desde el año 79 una relación muy estrecha, el Gobierno Sandinista estableció los vínculos y comenzó a verse el espíritu, solidaridad y hermandad del pueblo”.

“El primer nicaragüense que le habló de Rusia al pueblo de Nicaragua fue Carlos Fonseca Amador en el año 1956 cuando escribió su libro ‘Un Nicaragüense en Moscú’, Carlos también es el pionero de Amistad de Rusia con Nicaragua”.

“En estos años para el desarrollo y la paz está siendo sumamente importante en diferentes áreas, la lucha contra la narcoactividad, algo sumamente importante de destacar”, sentenció Suarez.

Por su parte, el comandante Bayardo Arce, recordó que a lo largo de los años ambos países han colaborado en temas relacionados a la protección y que en la actualidad se está trabajando en la diversificación económica y comercial.

“Nosotros al establecer la política de la diversificación económica y comercial nos pusimos como primera meta recuperar a los amigos históricos de Nicaragua, que dicho sea de paso, se habían vuelto la potencia dinámica de la economía mundial y estaban agrupados en lo que se llama el BRICS, países con los que se mantenían relaciones diplomáticas, pero o se habían trabajado la relación económica”.

Arce enfatizó que “el presidente Ortega ha destinado esfuerzos y Rusia obviamente ha respondido con generosidad y solidaridad de tal manera que además de los programas de cooperación hemos tenido para resolver el transporte urbano, con trigo para los alimentos, se nos ha apoyado en el campo médico, en algunos aspectos de fortalecimiento en la defensa del país”, finalizó.